Gran concierto de música clásica

Con la Escolanía del Escorial

F. A.

La Escolanía del Monasterio del Escorial ofreció, este pasado fin de semana, un concierto en la iglesia de la Encarnación de Almuñécar. Fue uno de los conciertos más bellos que ha acogido el templo sexitano. Los chicos superaron las expectativas y regalaron a los asistentes una actuación de unos estándares muy altos. Una treintena de niños con una técnica depuradísima y un trabajo exigente del que dieron buena muestra durante más de una hora.

La Escolanía del Monasterio del Escorial que era la primera vez que cantaban en tierras granadinas fue todo lujo, tal y como manifestaron al finalizar el concierto muchos de los asistentes. Los chiquillos estaban bien concentrados en un programa especialmente diseñado o escogido para las fechas próximas de la Semana Santa. Una buena actuación donde interpretaron piezas de una gran belleza y de manera impecable

El concierto, que se presentó bajo el título Semana Santa y Música, estaba dividido en dos partes. La primera lo abría un canto Gregoriano de Theo Flury para continuar con obras de Giuseppe Pitoni, Alessandro Scarlatti o Ludovico Viadana; en la segunda parte, se pudo oír obras de Valentino Miserachs, Ludwig Van Beethoven, César Franck, Federico Olmena y cerrar con Aleluya, de Ilze Arne, que, por cierto, tuvieron que volver a interpretar ante la gran ovación de todo el público puesto en pié. Los componentes, todos chicos con edades entre los 9 y 18 años, estuvieron dirigidos por Gustavo Sánchez. En la segunda parte también participó el organista y maestro de capilla Pedro Alberto Sánchez. El acto estuvo organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Almuñécar, contando con la colaboración de la Parroquia de la Encarnación y la Asociación Todo Cultura. Los componentes de la Escolanía del Monasterio del Escorial también tuvo tiempo de conocer Almuñécar a través de una visita medioambiental y cultural, acompañados de los técnicos, tanto de la concejalía de Cultura y Medio Ambiente sexitana.