La Lanzada regresa a su sede canónica