Jesús de las Tres Caídas ya está en Santo Domingo

Traslado de Jesús de las Tres Caídas./J. M.
Traslado de Jesús de las Tres Caídas. / J. M.

Vía Crucis y Favores, dos carteles más para la colección de proclamas fotográficas de la próxima Semana Santa

JORGE MARTÍNEZGRANADA

Uno de los síntomas de la proximidad de las fechas de Semana Santa lo marca anualmente el traslado en viacrucis de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas. Para presidir los cultos de la hermandad del Rosario y participar en la estación de penitencia de esta corporación nazarena del Miércoles Santo, la imagen fue trasladada desde el convento de Santa Isabel la Real, en el Albaicín, hasta el realejeño templo de Santo Domingo. Un traslado que se realizó en un recogimiento y seriedad que llamaba la atención y que hacía silenciar a los muchos visitantes y público que lo contempló por las singulares calles albaicineras.

Veintisiete parejas de hermanos formaban el cortejo del viacrucis presidido por la imagen del Señor de las Tres Caídas que iba sobre sus andas de traslado mandadas por Miguel García Almagro y portada por los miembros de su cuadrilla de costaleros. Por delante, la presidencia de la hermandad, con su hermano mayor Jorge González, y los hermanos portando cera por las calles albaicineras y el centro de la capital hasta adentrarse en el edificio de Capitanía General, sede del Madoc. En este emplazamiento, cuando era el convento franciscano, estaba erigida la cofradía y por ese motivo cada año vuelve a atravesar el arco de su fachada para realizar una estación del viacrucis en su interior.

Marchaba una capilla de música llamada 'Äglae' y compuesto por dos clarinetes y un fagot. También se encontraba en las filas el sacerdote diocesano David Salcedo, quien había celebrado la Eucaristía en Santa Isabel la Real antes de la salida hacia el Realejo. Las andas se habían adornado con rosas rojas y margaritas, además de plantas silvestres. A lo largo del recorrido se rezaron las estaciones del viacrucis siendo las más significativas en lugares tan señalados del barrio del Albaicín como la iglesia de San Miguel Bajo, la parroquia de San José o el convento de San Gregorio Bético, culminando ya próximas las diez de la noche en la iglesia de la plaza de Santo Domingo, lugar en el que la imagen permanecerá hasta pasada la Semana Santa que será devuelta a su convento franciscano donde se venera durante todo el año.

Carteles

También en las últimas jornadas se han dado a conocer dos carteles que anuncian las celebraciones de la Semana Santa, cada vez más cercana. En el templo rectoral de San Juan de los Reyes, en el Bajo Albaicín, se dio a conocer el cartel que edita la cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Amargura, del Vía Crucis. Es una instantánea del fotógrafo Antonio Orantes que muestra al Titular de la cofradía ante la fachada renacentista de la Real Chancillería. Dolores Corral, superiora de la comunidad del Hogar Madre Teresa, situado junto a San Juan de los Reyes, fue la encargada de darlo a conocer ensalzando el trabajo del fotógrafo y dándole sentido espiritual al cartel que anuncia la salida procesional del Martes Santo.

En la parroquia de San Cecilio, la cofradía de los Favores también dio a conocer el cartel editado por su grupo joven. Es una instantánea de Jorge Fernández de un primer plano de María Santísima de la Misericordia Coronada y fue dado a conocer por Encarnación Vargas. Realizó una presentación emotiva y muy aplaudida por el público en la que resaltó el compromiso del ser cofrade y el 'sentimiento greñúo' de los hermanos de la cofradía que participan de la vida de la cofradía.

Al término de esta última presentación, la banda La Victoria, de Fuente Vaqueros, ofreció un concierto de marchas procesionales, dirigida por el responsable de ésta, Manuel Narváez.