Los Ferroviarios ya están en la calle a pesar de la lluvia