La Esperanza ya está Coronada

Cientos de granadinos esperaban ayer a la Virgen de la Esperanza para acompañarla en su traslado. /RAÚL C. RODRÍGUEZ
Cientos de granadinos esperaban ayer a la Virgen de la Esperanza para acompañarla en su traslado. / RAÚL C. RODRÍGUEZ

La emoción en los ojos de los hermanos de la cofradía se hacía patente, habiéndose alcanzado el momento tantas veces soñado

F. ARGÜELLESGRANADA

Tres siglos después de ser tallada por José Risueño, Nuestra Señora de la Esperanza ya está coronada. Marcaba el reloj las 11,55 cuando el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, le imponía a la dolorosa la corona y, a continuación le besaba la mano. La emoción en los ojos de los hermanos de la cofradía se hacía patente, habiéndose alcanzado el momento tantas veces soñado.

«El acontecimiento de la presencia de Dios en medio de su pueblo», señalaba el arzobispo de Granada en su homilía, se vio acompañado por miles de personas que llenaron casi al completo las naves de la Catedral para asistir a este solemne acto que se iniciaba a las once del mediodía y se prolongó por espacio de una hora y cuarenta y cinco minutos. Recordaba el arzobispo como desde hace décadas se esperaba este momento, refiriéndose al tiempo transcurrido a que «las cosas que se hacen muy a menudo se devalúan», por lo que «la espera sirve para que la alegría de hoy sea más pura y verdadera», agradeciéndole a los hermanos de la corporación esa espera.

Al acto asistían numerosas representaciones de las instituciones civiles y militares de la ciudad. Así, por ejemplo, el consistorio estuvo representado por la edil de Turismo, Raquel Ruz, y los portavoces de PP, Rocío Díaz, y Ciudadanos, Manuel Olivares. No faltaron, además, otros concejales del Ayuntamiento, el Diputado nacional Luis Salvador, el presidente de la Real Federación de Cofradías , Jesús Muros, y la mayoría de hermanos mayores de las cofradías granadinas.

«La Iglesia, Pueblo Santo de Dios, es el único espacio de libertad verdaderamente. Y un espacio de comunión, porque no cuentan las clases sociales. Somos hijos del mismo Padre». «La advocación de la Esperanza refleja uno de los bienes más urgentes en nuestra sociedad», decía monseñor Martínez. «Si algo falta es la Esperanza», indicaba antes de terminar su homilía con una oración dirigida a la Virgen. La Joven Orquesta y Coros Santa María la Blanca de Madrid solemnizó la eucaristía con sus cánticos, interpretando distintas partes de Misas de Coronación clásicas. La orquesta estuvo dirigida por el hermano de la Cofradía de la Esperanza Coronada Jesús Alonso Cuesta.

La corona impuesta a la dolorosa está realizada en plata y oro, procedentes de donaciones de los hermanos de la cofradía. Se trata de una pieza de joyería de amplio perfil ovalado y minuciosa decoración barroca. Está ornamentada en sus partes principales con un enrejado o maya de hilos de oro y pedrería. También se incluyen en el conjunto figuras de ángeles así como la Santísima Trinidad que remata la parte superior. La ráfaga de La corona está decorada con unas guirnaldas de flores y frutos tomadas de la Corona del Pueblo de la Virgen de las Angustias. Aparecen bajo la Trinidad un aro de doce estrellas montadas a modo de airones sobre muelles. La corona es obra del orfebre cordobés Manuel Valera, y llegaba hasta el paso de palio portada en las andas sacramentales cedidas por el convento de las Comendadoras de Santiago y que fueron portadas por el hermano mayor de la corporación, Francisco Millán, y tres integrantes de su junta de gobierno.

Magnífico resultó el altar de coronación, que rendía homenaje a las virtudes teologales: Fe, Esperanza y Caridad; presidiendo el mismo, como es lógico, la Virgen de la Esperanza entronizada en su paso palio. Esperanza, Virtud Teologal y Reina de la Iglesia de Granada. Se trata de un programa icono-teológico que desarrolla la idea del frontal del respiradero del paso de la Santísima Virgen, o sea, las tres virtudes teologales: la fe, la Esperanza y la caridad. Lo conformaban dos pequeños altares laterales enmarcados en uno central de mayor tamaño. Un primer altar en honor a la FE, representada en este caso por San Cecilio, en el centro un altar de mayor tamaño que los laterales formado por el paso de palio con la bendita imagen de Nuestra Señora de la Esperanza, representando la virtud teologal de la ESPERANZA , y finalmente un tercer altar representando la CARIDAD, ejemplarizada en la imagen de San Juan de Dios. Hay que destacar el profundo significado eclesial de escoger a los dos patronos de la ciudad, escoltando a la Virgen y en el primer templo de la archidiócesis y conformando un ejemplo iconográfico de las virtudes teologales. Todo este conjunto se veía culminado cuando a la sagrada imagen de la Virgen le era colocada la presea con la Santísima Trinidad: las tres personas de un solo Dios coronando a su bienaventurada Madre en la advocación de una de las tres virtudes teologales.

No hay que olvidar que junto a la imposición de la corona, la cofradía también ha puesto en marcha un destacado proyecto social: 'la Casa de la Esperanza'. Tiene como objetivo global el apoyo a madres gestantes o con hijos menores, en riesgo de exclusión social. El proyecto de acción social u obra de misericordia, está diseñado para que perdure en el tiempo y no sea un acto puntual con motivo de la coronación, lo que le confiere una naturaleza propia y se corresponde con los fines de la Hermandad, desde su fundación en 1927. «Gracias a todos los hermanos de la cofradía que han puesto lo mejor de si mismos», les decía el arzobispo a los asistentes al término del ceremonial, cuando también tenía un recuerdo de agradecimiento para la Federación de Cofradías, Ayuntamiento, Policía Local, coro interviniente, etc. Con un grito de 'Viva la Virgen de la Esperanza' se ponía fin al ceremonial.

Procesión

La tarde de este sábado regresará hasta su templo de Santa Ana la imagen, ya coronada. La Sagrada Imagen no irá acompañada de cortejo con hermanos en filas ni de representaciones y sólo llevará cruz parroquial escoltada con ciriales, presidencia junta de gobierno y cuerpo litúrgico. La salida del cortejo será a las 17.30 horas desde la Catedral, llevando el siguiente itinerario: Pasiegas, Marqués de Gerona, Jáudenes, Paz, Puentezuelas 19.00h., Recogidas, San Antón, Verónica de la Virgen, Acera del Darro, Puente de la Virgen, Carrera de la Virgen (estación ante la basílica de la Patrona) 21.00h. aprox. Carrera de la Virgen, Bibataubín, Campillo, Mariana Pineda, S. Matías, Jesús y María, Plaza de Santo Domingo, Carnicería, Fortuny, Santa Escolástica, Pavaneras, Colcha, Reyes Católicos, Plaza Nueva, a su templo. El ritmo del cortejo y homenajes marcará el horario por lo que no podemos facilitar tiempos de paso intermedios.

El paso de palio estará acompañado, como en la procesión de ayer, por la Banda de Música, Cornetas y Tambores de Santa María del Alcor, del Viso del Alcor-Sevilla. Nuestra Señora se presentará con la corona del orfebre cordobés Manuel Valera impuesta esta mañana, vistiendo saya realizada para la ocasión sobre lamé de plata del S.XIX dodada en hilo de oro y sedas en el taller de José Manuel Martínez Hurtado (2018), regalo de hermanos de la cofradía. Además, tendrá de tocado el regalado por los hermanos de la Banda Jesús del Gran Poder. Es un encaje del siglo XIX, muy poco habitual, puesto que le vemos no solamente varias técnicas, detalle que si es usual, sino que son técnicas que provienen de distintos lugares. Por ejemplo apreciamos un enrejado, que recuerda al diseño del canasto de la presea de la coronación. Esa técnica es inglesa, exactamente de Honiton, pero a modo de variante muy delicada. También observamos la técnica del punto de aguja. A la vez que no da la sensación de estar ante un dibujo propio del estilo duquesa con aplicaciones del llamado Bruselas, por la profusión de flores y la suma delicadeza de la realización. El exorno floral, que ya ha podido contemplarse esta mañana en la Catedral está realizado a base de flores cultivadas en Granada.

Así mismo, la Virgen lucirá la Medalla de Oro de la Ciudad. Así como los regalos que ha recibido de hermandades y particulares. La Stma. Virgen hará las siguientes estaciones durante su procesión gloriosa: al Señor del Rescate en la Parroquia de la Magdalena entorno a las 19.00 horas; a la Hermandad del Sto. Crucifijo de San Agustín en el Convento del Santo Ángel Custodio; a la Patrona de Granada, la Virgen de las Angustias, en su Basílica entorno a las 21.00 horas; a la Hermandad de Paciencia y Penas en la Iglesia Imperial de San Matías;a la Parroquia de Santa Escolástica y sus Hermandades Penitenciales así como a la Co-Patrona Nuestra Señora del Rosario Coronada.

 

Fotos

Vídeos