Dolor entre los hermanos de La Lanzada tras verse obligados a suspender su estación de penitencia

Dolor entre los hermanos de La Lanzada tras verse obligados a suspender su estación de penitencia
LUCÍA RIVAS

En carrera oficial se ha detectado un problema de sujeción de la cruz al paso, que no se ha podido subsanar en el interior del templo catedralicio, lo que ha obligado a suspender la procesión

F. A.

El de 2018 ha sido un accidentado Martes Santo para la cofradía de La Lanzada. La estación de penitencia arrancaba desde el Zaidín bajo un sol radiante y con las mejores sensaciones. Pero al llegar a la carrera oficial, han empezado los problemas en la sujeción de la cruz al paso del Cristo.

Se veía oscilar la figura de forma ostensible, y los responsables de la cofradía confiaban en que se pudiera subsanar en el interior de la Catedral. Pero no ha sido así y al poco de entrar en el templo se ha comunicado a los hermanos que había que suspender la estación de penitencia.

Más imágenes

Tras el varapalo para los hermanos de la cofradía, el cortejo se ha empezado a disolver y nazarenos y costaleros salían compungidos a la calle, con lágrimas en los ojos en muchos casos.

Los dos pasos de la hermandad zaidinera permanecerán esta noche en el interior de la Catedral, hasta que se sepa qué decisión toma el órgano de gobierno de la cofradía.

Es la primera vez que le ocurre un incidente así a esta cofradía. Hasta dentro de unas horas no se sabe cómo volverán los pasos a su templo de los Dolores en el Zaidín.

Fotos

Vídeos