Vítores y piropos a la Virgen de las Angustias, 'reina' de Alhama

El paso, con los tajos de Alhama como fondo. :: a. a. /
El paso, con los tajos de Alhama como fondo. :: a. a.

Cientos de feligreses, antiguos legionarios y medio centenar de mujeres con mantillas acompañaron a la imagen

ANTONIO ARENAS ALHAMA.

Viernes de Dolores, día grande en Alhama, además de jornada festiva. Mucho fervor y devoción convertidos en vítores y piropos durante todo el recorrido, lanzados por gargantas emocionadas. Todo ello, dibujando bellas imágenes por las históricas calles de la ciudad de los tajos. Un año más, la Virgen de las Angustias, 'reina' de Alhama, contó con el acompañamiento de casi 60 miembros de los Antiguos Caballeros Legionarios de Torremolinos con su carnero y medio centenar de mujeres ataviadas con negras mantillas.

Tras su regreso al templo, el párroco, Víctor Manuel Valero, dirigió unas palabras a los presentes destacando que un año más la habían acompañado «para compartir con ella alegrías y tristezas» y lanzó varios vítores a la Madre de Dios, que fueron respondidos por los numerosos devotos.

Sus palabras fueron acogidas con vigorosos aplausos y, de nuevo, con los piropos espontáneos del «¡guapa, guapa y guapa!»

A su conclusión, el hermano mayor de la Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias y del Santísimo Sacramento, Celedonio García, dejó ver igualmente su satisfacción por el desarrollo del acto cofrade, así como por «haber podido contar con tanta gente» durante la procesión ya que, en su opinión, el secreto para que todo saliese así no ha sido otro que el trabajo que se había venido realizando «en equipo».