La Concha busca el sol

La Concha busca el sol

Mucha gente acompañó a la cofradía en su salida

FERNANDO ARGÜELLES

Fue la primera cofradía en salir, en concreto a las cinco menos cuarto de la tarde. El barrio del Albaicín se llenó de gente, y todos los alrededores de la Carrera del Darro y calles que confluyen en el Monasterio de la Concepción eran un río de personas deseosas de disfrutar con la cofradía de Nuestro Padre Jesús del Amor y la Entrega

La hermandad de la Concha volvía ayer a ponerse en la calle a hora temprana. Si siempre había sido la que cerraba la jornada del Jueves Santo, antes del Silencio, el pasado año probó este nuevo horario, que ha parecido convencer al os hermanos y que nuevamente en este 2016 se ha repetido.

Sobriedad en sus hermanos vestidos de negro y el sonido metálico del entrechocar de las cruces que rematan estandartes y báculos destacaban entre la expectación con la que todos esperaban la salida de los pasos de la cofradía, que dejaban un reguero de aroma cautivador en su transitar por la ciudad.

La hermandad de la Concha presentaba ayer numerosos estrenos, como una nueva cruz de salida para el Señor, la terminación de los bordados laterales de su paso, (diseñados y ejecutados por José Manuel Martínez Hurtado), la bandera inmaculista realizada en el propio taller de la hermandad siguiendo el diseño de Martínez Hurtado, dos guardabrisas en el palio, obra de Bernal, un nuevo libro de Reglas con orfebrería también de Bernal y bordados de Martínez Hurtado además sustituía sus dalmáticas por 25 trajes de sotanas con sobrepelliz, con el deseo de adaptarse a la normativa litúrgica.

Difícil la salida de ambos pasos, pero solventada la dificultad con el buen trabajo costalero de las cuadrillas. El paso de Cristo se acompañaba por la banda de las Angustias de Alcalá la Real (Jaén), mientras que una vez más, y van ya veinticinco años, la Banda San Sebastián del Padul acompañó al característico palio de cajón de la cofradía, cuyo exorno floral cautivó a todos.

Era la primera cofradía que llegaba a la carrera oficial, y también la primera en recogerse algo después de la media noche.