Humildad y Soledad en el Realejo

La ‘Cañilla’ sale de la Plaza de Fortuny en dirección a la calle Santa Escolástica./
La ‘Cañilla’ sale de la Plaza de Fortuny en dirección a la calle Santa Escolástica.

Solera con una de las hermandades más clásicas de la ciudad

FERNANDO ARGÜELLES

El barrio del Realejo se hacía ayer protagonista con una de las hermandades de mayor solera del barrio, la de Jesús de la Humildad, conocida con el nombre popular de La Cañilla, en alusión a la caña que a modo de cetro real lleva la imagen del Señor de la Humildad entre sus manos.

Celebraba la hermandad la primera de sus tres salidas de Semana Santa. Y es que esa es la única cofradía de la capital que sale en varias ocasiones en estos días: el Martes Santo, el Viernes Santo hasta el Campo del Príncipe a las tres de la tarde y el Domingo de Resurrección con la imagen de los Facundillos.

Muchas personas llenaron la plaza de Santo Domingo para ver como la corporación se ponía en la calle, con un completo cortejo en el que no faltaban enseres tan característicos de la cofradía como el curioso estandarte llamado de El Gallo (por llevar bordado un gallo y una columna, en alusión a las negaciones de San Pedro). Pero fue la salida del paso de misterio de la cofradía, mandado por Alberto Ortega, uno de los momentos que más destacaron. Con aplausos era recibido el paso procesional, que contó con los acordes de la Agrupación Musical del Dulce Nombre, formación perteneciente a la Hermandad y que esta pasada Cuaresma presentaba un nuevo trabajo discográfico bajo el nombre La Humildad. Luego saldría a la calle el paso de la Soledad, que como en años anteriores estuvo acompañada por la banda de música Virgen de los Dolores, bajo la dirección de Antonio Linares.

El recorrido de la cofradía por el barrio del Realejo fue seguido por el público, que se agolpaba en las aceras para ver el paso del cortejo que llegaba a la calle Ganivet pasadas las nueve de la noche, siendo la última cofradía en recorrer la carrera oficial. A pesar de las bajas temperaturas que estos días se registran en la ciudad, fueron centenares las personas que esperaron en la plaza de Santo Domingo el regreso de la cofradía, sin faltar las saetas ni momentos de sentida emoción en torno a los dos pasos de la corporación nazarena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos