Olor a marihuana en el patio de un colegio de Cuenca

La localidad conquense de Casasimarro./Ayuntamiento de Casasimarro
La localidad conquense de Casasimarro. / Ayuntamiento de Casasimarro

Los padres y madres de alumnos amenazan con no llevar a sus hijos al centro

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Los alumnos del colegio de Infantil y Primaria «Luis de Mateo», de Casasimarro (Cuenca), están aprendiendo desde muy pequeños cómo huele la marihuana. Al característico aroma de sus lápices o pinturas tienen que sumar el de la marihuana cada vez que salen al patio del centro.

Alguna plantación cercana o algunos vecinos con un elevado número de plantas parece ser el origen de este asunto que ha alarmado a los padres y madres de los pequeños recién iniciado el curso escolar. La asociación que los agrupa ha enviado una carta a la dirección del colegio denunciado la situación –el curso pasado se dio el mismo problema- y amenazando con no llevar a sus hijos al centro si éstos siguen inhalando el olor de esta planta. Al mismo tiempo, los padres y madres han informado a la Guardia Civil para que trate de localizar la plantación ilegal o los domicilios con plantas de «maría».

Su denuncia ha empezado a surtir efecto pues el nivel del olor de la marihuana ha comenzado a reducirse este viernes gracias a las batidas que la Guardia Civil ha empezado a realizar en la zona. «La Guardia Civil lleva días patrullando para ejercer presión en quienes tienen cannabis en sus casas y parece que algo se ha conseguido», ha declarado Juan Sahuquillo, el alcalde de esta localidad de 3.100 habitantes famosa por contar con un Museo del Humor.

Por su parte, Izquierda Unida ha emitido un comunicado donde indica que «no es coherente perseguir el comercio de estupefacientes y que junto a un colegio de Primaria, donde van los niños y niñas de edad más vulnerable, huela a esa sustancia».

Fotos

Vídeos