Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta 12 semanas por 1€ de acceso ilimitado y ventajas exclusivas si te suscribes antes del 5 de marzo

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.

La verdadera ciudad ejemplar

Imagen de enero. Estado actual del exterior del Palacio del Ecijano de Andújar./J. C. GONZÁLEZ
Imagen de enero. Estado actual del exterior del Palacio del Ecijano de Andújar. / J. C. GONZÁLEZ
Alfredo Ybarra
ALFREDO YBARRA

La ciudad en su discurrir cotidiano tiene momentos punteros, ya sea por celebraciones propias o por otro tipo de escenarios que se hacen noticia por su notoriedad. Pero como ocurre en todas partes, no es oro todo lo que reluce y con relativa frecuencia surge el fingimiento con apariencia de prestigio y verdad. Y en Andújar, desde hace muchos años viene existiendo una trocha demasiado frecuentada, por la que se han colado proyectos e ideas de todo tipo: urbanísticos, empresariales, etc., que aplaudidos y encumbrados por tirios y troyanos, a la primera de cambio han sido un pufo. Ya digo, que esto sucede aquí y allá. Lo que sí es cierto es que en la ciudad iliturgitana la cosa siempre ha ido un poco más allá, y el vender humo ha tenido mucho tirón. Ello ha sido posible porque la ciudadanía cada vez es más inane y flemática, y no reacciona. Igualmente ha ocurrido con las personas, y hay quienes han sabido ganarse posición y reconocimientos cuando se ha han subido a pedestales para los que su hoja de servicios es más que cortita. Pero al mismo tiempo, a lo largo de los años he conocido a personas, que, individualmente, o agrupadas en algún colectivo, tienen afanes admirables y hacen con su labor que los astros se crucen en el cielo de la ciudad; aunque ésta no les de el justo reconocimiento. El pasado día 27 de enero, por ejemplo, el Teatro Principal se abarrotaba de público, para disfrutar del 'Capuchinos Show & Music' un espectáculo solidario de música, danza y humor, en el que participó una gran y variada nómina de artistas jóvenes de Andújar. El evento, benéfico, estaba organizado por la Asociación de Comercio Corredera Capuchinos, con la colaboración del área de Cultura del Ayuntamiento de Andújar y trataba de reconocer y aportar sus beneficios al Albergue y Casa Hogar para transeúntes de San Vicente de Paúl. Dicho acto, tuvo una repercusión mediática, digamos normal, pero menor que muchos de esos otros actos o noticias auspiciados por quienes buscan el brillo a toda costa y llenan páginas entrevistas y redes sociales. Y sin embargo encerraba para mí mucho meollo en sí mismo, un meollo que me emocionó. Partiendo de la Asociación de Comerciantes de la Corredera capuchinos, a la sazón presidida por el buen hacer de Rafael Uceda, que de un tiempo a esta parte ha emprendido un conjunto de actividades atractivas e innovadoras para movilizar al público. Con anterioridad, había programado un espectáculo de luz, sonido y pirotecnia, que congregó a numerosos vecinos frente al arco llamado de Capuchinos. Por otro lado, promovió la iniciativa 'Andújar tiene talento', que dejó huella en la caseta municipal durante la feria de septiembre, aparte del primer festival Capuchinos Rock, a finales del verano. Ahora se embarcó en este proyecto que ponía la atención en la labor que auspiciada por los padres Paules lleva ya veinte años de andadura con el proyecto del Albergue y Casa Hogar para transeúntes de San Vicente de Paúl. Es un deber que Andújar esté junto a una iniciativa como esta que atiende en diversas perspectivas a transeúntes y personas con necesidades urgentes para llevar su día a día. Allí se les da información y acogida mediante las cuales el transeúnte es acogido por el voluntario para luego ser atendido por un trabajador social que le ofrece, entre otras cosas, orientación social y personal, así como tramitación de prestaciones y documentos. También para quienes carecen de hogar cuenta con un servicio de alojamiento con el que se facilita un lugar donde permanecer en régimen de pensión completa. Y además se facilita un servicio de higiene donde se facilita vestimenta en buen uso y útiles de limpieza y aseo personal. El centro cuenta con un grupo de trabajadores fijos y un importante número de voluntarios que ofrecen su tiempo y trabajo en favor de las personas necesitadas. Lo que es digno del mejor encomio. Conozco a algunas de estas personas que se dan a este albergue en cuerpo y alma, que no nombro, porque obviaría a otras que igualmente allí se desviven, y que llevan toda su vida entregándose, de verdad, a los demás, sin buscar la foto o el reconocimiento público. Se lo aseguro, estas personas sí que merecen el aplauso general de Andújar y más. Y por supuesto queda mencionar a esos artistas que actuaron, y que al ser muchos, no nombro; y la presentación de Nerea Garciolo y Raúl Muñoz. Me deslumbraron, y encandilaron a todo el auditorio. Son el reflejo de ese talento que nace en Andújar, y que la ciudad tantas veces deja escapar. De cada uno podría decir apostillas llenas de excelencia. Todo un lujo de acto, y lo principal fue que ese teatro lleno aportó una buena ayuda para este centro de acogida. Esto sí es una Andújar ejemplar y de verdadera altura.

 

Fotos