Retirada española

La integración de la fragata española en el séquito del Lincoln se planeó como un ejercicio para mejorar la interoperatividad y el adiestramiento conjunto

La ministra de Defensa en funciones ha ordenado la retirada «temporal» de la fragata española 'Méndez Núñez' del grupo de combate encabezado por el portaaviones norteamericano 'USS Abraham Lincoln' que la Casa Blanca ha decidido enviar a las inmediaciones de Irán para hacer frente a la situación de tensión en la zona derivada de la ruptura unilateral por Washington del acuerdo nuclear de Irán con las grandes potencias. La integración de la fragata española en el séquito del Lincoln se planeó como un ejercicio para mejorar la interoperatividad y el adiestramiento conjunto. Pero la misión imprevista que acaba de ser asignada a esta potente fuerza naval, que se dirige hacia el Golfo Pérsico donde petroleros saudíes ya han sufrido sabotajes en aguas de Emiratos Árabes, ha hecho aconsejable que el navío español se desmarque de la iniciativa unilateral norteamericana. No es España la que decide dejar el operativo conjunto con Estados Unidos sino Washington el que ha roto unilateralmente un compromiso que había contribuido a pacificar el Golfo Pérsico.