Contra la pederastia

El crédito de la Iglesia Católica ha sufrido grave quebranto con la acumulación de noticias sobre abusos a menores cometidos por quienes tenían a su cargo la formación moral de los pequeños

El papa Francisco ha dado un plazo de un año a todas las diócesis para que se doten de un sistema de denuncia de los casos de pederastia que se produzcan y obliga a los miembros de la jerarquía a avisar «con prontitud» de cualquier sospecha. El portavoz de la Conferencia Episcopal española ha dicho que esta norma es convergente con la que la jerarquía española quiere aprobar en noviembre donde se ofrecerán «cauces» para que cualquier víctima pueda denunciar los abusos padecidos así como los encubrimientos. El crédito de la Iglesia Católica ha sufrido grave quebranto con la acumulación de noticias sobre abusos a menores cometidos por quienes tenían a su cargo la formación moral de los pequeños. Y el mal se ha agravado con la evidencia de que se había actuado con lenidad. Cuanto antes se ataque esta lacra, antes se restaurará el prestigio de las instituciones eclesiásticas.