Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta 12 semanas por 1€ de acceso ilimitado y ventajas exclusivas si te suscribes antes del 5 de marzo

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.

No somos nadie (ni nada)

No somos nadie (ni nada)
EFE
Ángel Iturbide
ÁNGEL ITURBIDE

El hoy presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tuvo el acierto, entonces como jefe de la oposición, de presentar una moción de censura contra en aquel momento presidente del ejecutivo, Mariano Rajoy. Y digo tuvo el acierto porque una vez conocida la sentencia de la Audiencia Nacional que reconocía la existencia de una estructura de contabilidad y financiación ilegal que se desarrolló en paralelo con la oficial desde el momento de la fundación del partido en 1989, no quedaba otra salida. Además, la sentencia argumentaba que el PP ayudó a establecer «un sistema genuino y efectivo de corrupción institucional a través de la manipulación de la contratación pública central, autonómica y local». Por otro lado, consideró que Rajoy no había sido «veraz» en su testimonio como testigo durante el juicio. Así las cosas lo único que cabía hacer era presentar una moción de censura contra Rajoy o quedarse mirando a otro lado como hizo Albert Rivera, punto de inflexión de Ciudadanos que desde entonces marcha a la deriva sin encontrar su sitio en el mar de la política nacional.

 

Fotos