50 Libra

La nueva moneda está apadrinada por Facebook y el mundo digital

ELENA MORENO SCHEREDRE

Libra no se refiere a uno de los signos del zodiaco, sino al nacimiento de una moneda que puede entrar en el terreno de juego planetario para liarla parda, pues como todos sabemos a estas alturas, que el mundo financiero abrace a las redes sociales puede ser como dar a un mono una hoja de afeitar. Libra está apadrinada por Facebook y el mundo digital, al que se le estaban inflando las narices por no poseer el control del dinero. Los anunciantes de semejante experimento han dicho hace unos días que esta criptomoneda se podrá comprar con el dinero nacional de cada país, y se utilizará para hacer pagos por Internet, ahorrar o enviar dinero mediante whatsapp o un simple mensaje de texto. En teoría se gestionará por un organismo independiente asentado en Suiza, y estará respaldada por una reserva de activos reales.

En la presentación de Libra se utilizó un lenguaje bien elegido –«bien público», «empoderamiento económico»– y esto es lo que ha despertado mi interés. Nadie mejor que un periodista para saber que las palabras que utilizamos casi nunca son inocentes. Miro la composición de los miembros integrantes; 28 por el momento. Entre ellos, emisoras de tarjetas bancarias y medios de pago como Mercado Libre, MasterCard, Visa, PayPal, PayU y Stripe. También hay compañías como Uber Lift, Booking, eBay, Spotify y hasta la organización Women's World Banking que ayuda a mujeres desfavorecidas. «Creemos que, si se da a la gente la posibilidad de acceder a dinero y oportunidades al costo más bajo, lo que en parte hace internet con la información, se puede lograr mucha más estabilidad de la que tenemos hasta ahora», dijo el jefe de política y comunicaciones de Libra Asociación y a mí me dieron escalofríos.

Facebook tiene una legión de más de un billón de usuarios; una marea silenciosa cuyo mejor amigo no solo está más allá de la pantalla, sino que tiene argumentos suficientes para que sus usuarios confíen en su discurso y obedezcan sus deseos. El mundo virtual late en el corazón de millones de consumidores que han hecho de lo digital su casa, quizás por eso, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, declaró el pasado miércoles que Libra no puede avanzar sin que tenga un comité regulador y manifestó su preocupación sobre la privacidad, el lavado de dinero, y la protección del usuario.

En realidad, habló también de la estabilidad financiera, pero con la boca pequeña y porque, a estas alturas, todos hemos ido comprobando que la virtualidad es incontenible y que, si nos parecía imposible ver el interior de una pirámide desde nuestro salón, preparémonos; estamos hablando de dinero.