Emergencia climática

IDEAL

Una veintena larga de organizaciones y asociaciones solicitaron ayer, en coincidencia con la apertura oficial de la legislatura, que el renovado Congreso declare la situación de «emergencia climática», como han hecho simbólicamente en el Reino Unido e Irlanda. Con todo, dichas entidades, casi todas ellas relacionadas con la defensa del medio ambiente, no quieren que la reclamación permanezca en el terreno de la retórica y exigen una ley de cambio climático, pendiente desde hace años, así como una intensificación de los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero, duplicando o triplicando el esfuerzo en relación al que el gobierno socialista ha establecido durante su breve mandato por obra de la ministra de Transición Ecológica Teresa Ribera. El nuevo Ejecutivo deberá ponderar, a la vista de lo que hagan nuestros vecinos y competidores, si es razonable aplicar los recursos necesarios para tan ambicioso objetivo.