Un juez belga deja a Valtonic en libertad condicional a la espera de tramitarse la euroorden

El rapero Valtonyc, en una imagen de archivo.

El polémico rapero insiste en que no se arrepiente de pedir que «maten a un guardia civil»

ADOLFO LORENTECorresponsal. Bruselas

Fugarse a Bélgica está de moda. Josep Miquel Arenas, Valtonic, lo hizo el 24 de mayo y hoy, mes y medio después ha reaparecido. El anuncio lo hizo, cómo no, a través de Twitter: «Hoy es un gran día. España ya no juega en el mundial pero yo sigo en cuartos de final. Rueda de prensa en Bruselas hoy a las 17h comentando el partido y las jugadas clave. Roncero no llores». El «gran día» se debe a que el juez que debe decidir sobre la euroorden emitida por la Audiencia Nacional ha decidido dejarle en libertad condicional mientras analiza si acepta su estradición por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas. Era lo esperado. ¿Por qué va a quedarse fugarse de un país al que se ha fugado?

«Confío plenamente en la justicia belga y la justicia europea, que está del lado de los derechos humanos y fundamentales. Soy libre y lo puedo decir contento porque ahora haría dos meses que estaría en la cárcel sino fuera gracias al apoyo popular», ha declarado visiblemente satisfecho. El polémico rapero costea su estancia en Bélgica con donaciones recibidas a través de Internet e iniciativas populares impulsadas en Mallorca y Barcelona.

Acompañado del profesor universitario, filósofo y escritor belga Lieven De Cauter, ha comparecido en la misma sala de Bruselas que a finales de diciembre usaron el expresident catalán y sus exconsellers para seguir el desarrollo de las elecciones autonómicas. Además, está defendido por el mismo equipo de abogados de Carles Puigdemont. Demasiadas coincidencias por las que Valtonic fue preguntado. «A Puigdemont le consideró un ejemplo de dignidad, de resistencia. Y esa es la ayuda que me ha brindado. Con el Gobierno de la República tengo una relación amistosa. Económicamente no me han ayudado en nada, solo moralmente, somos todos exiliados y es normal que haya una red. Para pagar a los abogados uso una caja de resistencia», ha explicado.

¿Se arrepiente de algo? «No me arrepiento de pedir que mataran a un guardia civil, estaba haciendo una 'performance', no creo que decir que maten un guardia civil desde un escenario suponga un peligro», argumentó, antes de recordar que «en el rap esto se ha hecho toda la vida» y «forma parte» del «show». A nivel general, sí admitió que se arrepiente de algunas letras, por ejemplo machistas, en las que «atacaba» a mujeres «por su condición de mujer pero no por su condición de clase o ideológica».

El cantante, de 24 años, ha explicado que se ha afincado en Gante, donde ha encontrado trabajo de informático, de lo suyo, mientras que en Mallorca natal trabajaba en una frutería. «Voy a seguir cantando. El futuro lo veo guay. La gente de aquí me gusta mucho, he visto que las empresas están muy sindicalizadas, que tienen una jornada laboral muy buena, buenos sueldos, que la calidad de vida es buena», ha recalcado.

Hay varias dudas que flotan en el ambiente. Entre otras, si seguirá pensando lo mismo de Bélgica si al final el juez ordena su extradición o, por ejemplo, si escribirá una canción pidiendo que maten a policías belgas o injurie al Rey del país. Es posible que no lo haga, por si acaso.

Fotos

Vídeos