Trigueros celebra su tradicional rifa de cerdos

Es la hora del paseo. Toca salir a la calle a lucir palmito por el pueblo. El tamboril anuncia la llegada y marca el camino, y mientras los tres "rafaelitos", que así se llaman, alimentan la curiosidad de los vecinos. Es una antigua tradición según la cual los cerdos pasean durante todo el mes de enero por las calles de Trigueros, antes de ser rifados entre los vecinos. Todo este tiempo viven como reyes, se alimentan solo de bellota y engordan por días. Una curiosa costumbre que emociona a los vecinos. Porque es un momento que esperan durante todo el año.