El traslado del Cristo de Mena en Málaga, deslucido por la lluvia

La primera gran cita de este Jueves Santo en Málaga tenía lugar de en el Muelle 2 del puerto: allí se producía, ante la emocionada mirada de los turistas venidos para la ocasión, el tradicional desembarco de la Legión. Eran las diez y media de la mañana y el sol recibía al buque 'Furor' que desplazaba por primera vez a estos militares, ya que el 'Contramaestre Casado' está en fase de reparación. Pero tras el desfile de los legionarios hasta el centro de la ciudad, el cielo se quebraba y rompía a llover: miles de personas contemplaban el traslado del Cristo de la Buena Muerte -protector de los legionarios- que se ha tenido que agilizar y acortar, para resguardarlo del agua. El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, aguantaba el chaparrón sin paraguas. Era el único representante político presente, después de que la propia Cofradía de Mena pidiera expresamente a los candidatos a las elecciones generales -Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal- que se abstuvieran de acudir, para no politizar su acto religioso.-Redacción-