Sánchez pide por carta a «todos los progresistas de España» que se movilicen de cara al 10-N

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante la última sesión de control al Ejecutivo. / AFP

Culpa a Unidas Podemos y a «las derechas» de la repetición de elecciones y vuelve a azuzar el miedo hacia Vox, que «celebran como una victoria esta situación»

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha dirigido este domingo por medio de una carta a los militantes del PSOE y «a todos los progresistas de España» para movilizarlos de cara a la repetición de elecciones generales, que salvo sorpresa se celebrarán el próximo 10 de noviembre después de que este lunes llegue a su fin la XIII Legislatura.

En ella, Sánchez recuerda que la victoria de los socialista el 28 de Abil «fue un triunfo incuestionable» y culpa a «las derechas» y Unidas Podemos de la situación de bloqueo. «Desde el primer momento las derechas optaron por el bloqueo y se desentendieron por completo de la gobernabilidad de España. Por su parte, en el grupo confederal de Unidas Podemos prevaleció una postura que condicionaba su apoyo a la aceptación de una fórmula de gobierno de coalición que suponía dos gobiernos en uno, en el que además se atribuían el papel de controlador del Partido Socialista», afirma el presidente.

Más información

La aspiración de los socialistas, según ha destacado Sánchez, está recogida en un programa «profundamente social» que incorpora las más de 370 medidas acogidas en decenas de encuentros con la sociedad civil y que, en sus palabras, cumplirán «rigurosamente» si gobiernan.

Para el líder socialista, que aspira a salir reforzado en los comicios del 10-N y restar fuerza a los partidos nacionalistas, España necesita un Gobierno «estable y sólido», que también sea capaz de «dar respuesta a las amenazas inminentes» que pesan sobre España. Entre esas amenazas, ha destacado un 'brexit' «duro» que incida sobre las finanzas; la desaceleración económica internacional; o la gestión de la sentencia del 'procés' y su impacto sobre la convivencia.

Por último, también vuelve a azuzar el miedo hacia la ultraderecha, clave en la alta participación de las anteriores generales. «Las derechas y la ultraderecha celebran como una victoria esta situación porque piensan que el cansancio de los progresistas puede darles una nueva oportunidad en las urnas», insiste.

Más información