RTVE ofrece un debate a cinco el 4 de noviembre ante las posibles elecciones el 10N

Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias en el anterior debate de RTVE. /Raúl Tejedor
Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias en el anterior debate de RTVE. / Raúl Tejedor

También se han planificado tres «cara a cara»: un debate entre Sánchez y Casado, otro entre Casado y Rivera, y un tercero entre Sánchez e Iglesias

EFE

RTVE ha ofrecido el 4 de noviembre para la celebración de un debate con los candidatos a la presidencia del Gobierno de los cinco partidos con mayor representación parlamentaria ante la posible convocatoria de elecciones generales el próximo 10 de noviembre.

En un comunicado, la corporación pública ha informado este miércoles de su intención de programar «por su innegable interés periodístico», un debate a cinco entre Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos), Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Santiago Abascal (VOX).

«Ante la posibilidad de que se agoten los plazos para la celebración de un nuevo pleno de investidura, y finalmente se convoquen elecciones generales para el próximo 10 de noviembre, RTVE está planificando la cobertura informativa a la que nos podríamos enfrentar en próximas fechas, en la que se incluye la celebración de varios debates entre los líderes políticos», explica RTVE.

La radiotelevisión pública también se ha ofrecido para celebrar un debate entre los portavoces de los siete partidos con grupo propio en el Congreso: PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos, VOX, ERC y PNV.

Para este debate, RTVE ha fijado el 1 de noviembre, una fecha sujeta a modificación si lo acuerdan las formaciones participantes. Asimismo, se han planificado tres «cara a cara»: un debate entre Sánchez y Casado, otro entre Casado y Rivera, y un tercero entre Sánchez e Iglesias.

A falta de cerrar las fechas con los interesados, detalla la corporación, su propuesta es reservar la semana del 28 de octubre al 1 de noviembre para la celebración de estos «cara a cara». RTVE recuerda que en virtud de su ley de financiación, es su obligación, como servicio público, ofrecer la «máxima pluralidad posible».