Recomendaciones para evitar incendios provocados por fuentes de calor externas como los braseros

Al fallecimiento de un matrimonio por la mala combustión de un brasero en Pedrosa de Duero (Burgos), se suma, en solo 24 horas, el de otra mujer en Cuntis (Pontevedra), por presuntamente la misma causa. En 2016 fallecieron 175 personas debido a incendios y explosiones; de ellas, 136 por fuegos ocasionados en el hogar. Las fuentes de calor externas son la causa principal de los incendios en viviendas. Paco Castellano, bombero de Sevilla, afirma que se produjo un repunte de víctimas por esta causa con respecto a 2016. Para evitar la ignición, recomienda no sobrecargar las líneas eléctricas; que los electrodomésticos tengan la etiqueta energética C (los más eficientes) y no utilizar las estufas como secadores de ropa. Además, para evitar que el fuego se provoque en la cocina, aconseja limpiar los filtros; no acumular bombonas y vigilar los ceniceros. Por estas fechas, también recomienda apagar las luces de los árboles de Navidad una vez que nos ausentemos de casa.