Puigdemont, protagonista polémico en las chirigotas del carnaval de Cádiz.

Desde que arrancó el concurso de agrupaciones del carnaval de Cádiz, la polémica está servida . Sobre las tablas del teatro Falla una ficticia familia de verdugos va  a condenar Puigdemont. La actuación ha generado una controversia mayúscula en el sector independentista catalán, que acusa a la agrupación y al Carnaval de Cádiz de un delito de odio, pero la reacción de los gaditanos tampoco ha tardado en llegar. La base de la fiesta es la sátira, exageración e ironía, los que la conocen bien no entienden la polémica. Y hasta  invitan a conocer su humor a quien se dé por aludido. Año tras años la actualidad es lo que inspira estas coplas, esta edición era de esperar que el tema catalán ocupara más de una letra. Vemos hasta un circo, sus integrantes vestidos con rayas de presidiarios,  donde todos son caras conocidas del Procés. A la vista está que es y será el tema más recurrente en el concurso, porque el espectáculo no ha hecho más que empezar.