El PSOE advierte de que no le «temblará la mano» si hay que volver a aplicar el 155

La portavoz del Comité Electoral del Partido Socialista, Esther Peña. /Efe
La portavoz del Comité Electoral del Partido Socialista, Esther Peña. / Efe

Acusa a Torra de alentar una «insurrección violenta» pero sigue tendiendo la mano al «diálogo» y la negociación de los Presupuestos

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

El PSOE no descarta ya que haya que acabar aplicando de nuevo el artículo 155 de la Constitución para intervenir la autonomía de Cataluña ante la derivada en la que ha entrado el presidente de la Generalitat. La portavoz del Comité Electoral del partido, Esther Peña, ha asegurado que «si se dan las condiciones» a su formación «no le va a temblar la mano, como no le tembló la mano en el pasado».

El Gobierno estudia en estos momentos qué respuesta adoptar ante los acontecimientos del último fin de semana: la apelación de Quim Torra a la vía eslovena, que condujo a una guerra con decenas de muertos y centenares de heridos; la inhibición frente a las actuaciones de los CDR (cortes de autopistas y apertura de peajes), y el pretendido castigo a los Mossos d'Esquadra que trataron de contener a los radicales violentos en las algaradas de Girona y Terrasa.

A este respecto, la vicepresidenta, Carmen Calvo, ha asegurado este lunes en Sevilla que estos actos tendrán «consecuencias», pero aún no ha aclarado cuáles y la dirección del PSOE llama a esperar. En todo caso, Peña ha afirmado que se abordarán medidas «valientes». «Ya está bien, esto ha llegado a un punto irrespirable», ha dicho tras censurar que Torra plantee una «insurrección violenta».

La máxima del diálogo

Pese a todo, la dirigente socialista ha asegurado que su «máxima» va a seguir siendo el «diálogo». Y ha avanzado que se seguirá hablando con las fuerzas independentistas en el Parlamento para aprobar los Presupuestos. «Serán ellos los que decidan si prefieren anteponer sus cábalas al interés de sus vecinos que han salido a la calle», ha subrayado en alusión a las protestas del sector sanitario, educativo y los bomberos, a las que esta semana se suman los funcionarios, que exigen se les abonen las pagas extra pendientes de 2013 y 2014.

«La Constitución y el Estado de Derecho establecen situaciones de respuesta en las que se encuentra el Gobierno porque esto no puede volver a ocurrir», ha manifestado Calvo en declaraciones a los periodistas antes de asistir en Sevilla al acto de entrega de la decimocuarta edición de los Premios Plaza de España.

Ha insistido en que lo que ocurrió ayer en Cataluña «va a tener consecuencias», a la par que ha advertido de que el presidente catalán «no puede inhibirse cuando ocurren situaciones que provocan intranquilidad en la ciudadanía porque su principal obligación en Cataluña, como autoridad del Estado que es, es el mantenimiento de la seguridad y la convivencia».

«Torra está para garantizar la seguridad, la convivencia y la tranquilidad de Cataluña, y el Gobierno de España está para eso», ha proseguido antes de explicar que desde anoche el Ejecutivo está trabajando «en las medidas de reacción que vamos a determinar y que afectan a las competencia que tiene el Gobierno de España porque esto no puede ocurrir».

A su juicio, el presidente de Cataluña «fue muy lejos pidiendo una situación que trajo muertos», como la de Eslovenia, y por eso ha instado a Torra a reflexionar acerca de lo que dijo, que además ha tenido una contestación unánime de todo el mundo.

Más información