La policía calcula la fortuna escondida del clan Pujol en 290 millones de euros

El hijo primogénito de Jordi Pujol, que se movía a sus anchas sobre las alfombras de las Instituciones catalanas y las de algunas de las mayores empresas, salía de la cárcel de Soto del Real en Madrid en 2017. Él no sólo era el organizador de los negocios y las cuentas de la familia, sino el tesorero en la sombra del partido de su padre. Hoy sabemos -según cuenta el diario digital El Español- que el día en el que tesorero oficial, Andreu Viloca, fue detenido, Jordi Pujol Junior mantuvo un chat con el entonces primer teniente de alcalde de Barcelona y ahora encarcelado por el 'proces', Joaquim Forn. Es el último dato del informe elaborado por la UDEF que cifra en 290 millones de euros la fortuna amasada durante cuatro décadas de comisiones ilegales. La policía considera que el clan Pujol funcionó como un grupo criminal organizado desde que se abrió su primera cuenta en Andorra en 1990.-Redacción-