Pamplona entona el 'Pobre de mí' y pone fin a sus Sanfermines

Miles de personas despidieron ayer en Pamplona a las fiestas grandes de la capital navarra, los Sanfermines, entonando el tradicional 'Pobre de mí'. Descolgándose el pañuelo del cuello y alzándolo hacia el cielo pamploneses y visitantes, congregados en la plaza del Ayuntamiento, pusieron fin a un San Fermín que un año más ha sido un éxito. Con el 'Pobre de mí' se pone fin a las fiestas celebradas desde el 6 de julio.-Redacción-