La 'Operación Kitchen' pone contra las cuerdas a Cosidó

La Audiencia Nacional pide los papeles que el chófer de Bárcenas le robó a su jefe para la Policía. Se trata de su agenda personal, cita con Cospedal incluida, también notas y contratos entre el PP y empresas que pudieron participar en la financiación irregular del partido. Los tendrá que aportar El Mundo, el medio que los publicó. Interior también tendrá que hacer un informe detallado sobre la llamada "Operación Kitchen", presuntamente fraguada para quitarle a Bárcenas información dañina sobre sus enemigos en el PP. Hasta cuatro topos pudieron participar: el primero, el chófer; el segundo, un compañero de la cárcel de Soto, interlocutor con la familia Bárcenas e informador, al mismo tiempo, de la Policía, concretamente de Villarejo. Los otros topos serían un ciudadano chileno que trabajaba cerca de la mujer de Bárcenas y el portero de una finca contigua a su domicilio. De una forma u otra, se cree que todos ellos recibían algo del departamento de Ignacio Cosidó.