El Open Arms rechaza desembarcar en Algeciras por la distancia desde Lampedusa

Han tenido que pasar 17 días para que el Ejecutivo español tome esta decisión. El argumento, la situación de emergencia. Lo que a bordo se ve peor aún. La tensión en cubierta, palpable, hasta el punto de que algunos de los migrantes rescatados se han lanzado al agua para intentar llegar a nado a la costa. Lo han impedido los socorristas. Mensaje directo al Gobierno italiano, al que España estaba preparándose para denunciar. Diplomacia que se está quedando corta. Así que, como posición personal, el presidente del Gobierno en funciones ha optado por actuar. Ofrece el puerto de Algeciras, porque España siempre responde ante emergencias humanitarias. Moncloa, amplía en un comunicado, que los puertos españoles no son lo más cercanos ni los más seguros para el Open Arms, por la distancia, se entiende, pero en estos momentos España es el único país dispuesto a acogerlo. Un gesto más efectista que efectivo, porque la oenegé lo ha rechazado por la distancia desde Lampedusa, pero decisión por la que se ha felicitado el propio Matteo Salvini, el que la sigue la consigue. -Redacción-