La maternidad, el techo de cristal para las mujeres científicas

Durante sus 13 meses de baja maternal, María no pudo investigar al mismo nivel que sus compañeros. El parón le costó perder la máxima categoría en la renovación de su contrato como investigadora del programa Miguel Servet 2.Las científicas denuncian que las convocatorias de los contratos de investigación no tienen en cuenta las bajas de maternidad Todo porque la carrera científica no está regulada y los derechos de sus trabajadores no están garantizados.