Se llenan de bolardos las calles más transitadas de España para prevenir ataques terroristas

En el verano se extreman las medidas de seguridad para prevenir cualquier tipo de acto terrorista o criminal, y una de las medidas estrellas es llenar las calles de las grandes ciudades de bolardos y maceteros. Aunque pueden obstruir y dificultar el paso de los ciudadanos, sirven para evitar que un vehículo grande, como un camión o una furgoneta, pueda acceder a una calle de gran afluencia y atropellar a los viandantes, ahora que en verano se multiplican el número de personas que caminan y pasean por estas calles tan populares, debido a la gran llegada de turistas a nuestras ciudades. Desde que sucediera el atentado de las Ramblas de Barcelona, se ha aumentado el número de bolardos y ya es habitual ver a los policías con armas largas en estaciones de transporte o en puntos turísticos.