Ana Julia se mantiene en silencio ante el inminente levantamiento del sumario

Ana Julia Quezada ha vuelto a sentarse ante el juez quien le ha preguntado, de nuevo, por cómo sucedieron los hechos. Pero ella se ha negado a declarar y mantiene su versión: que la muerte de Gabriel fue un accidente. El juez, además, ya tiene el informe completo de toxicología, el de la autopsia y la valoración de gastos de la guardia civil. Son unos 200.000 euros por la intensa búsqueda del niño y que quieren reclamar a la autora confesa del crimen. Con estos nuevos datos el levantamiento del sumario, al menos parcial, se producirá en los próximos días. Una insistente petición de la defensa y también de los padres del pequeño. Aunque Ana Julia ha pedido el traslado de prisión se le ha denegado y seguirá en El Acebuche, Almería, donde llegó hace tres meses después de ser detenida con el cadáver del niño Gabriel en su maletero.