La investigación verificará si el testimonio de la niña de 11 años que ha dado a luz es verdadero

La menor está con una familia de acogida porque, de momento, no puede volver con la suya. Se investiga si ha sido objeto de abusos sexuales por parte de un mayor de edad. Por eso la policía ha tomado ADN a todos los varones de la familia, el padre, el abuelo y el hermano. Y a los padres se les prohíbe el contacto con ella para que no influyan en su testimonio. La niña de 11 años será explorada por los psicólogos para verificar si es verdad lo que dijeron sus padres a la policía: que la pequeña mantuvo relaciones sexuales con su hermano que entonces tenía 13 años y sería inimputable. Mientras se investiga si hubo desprotección o desamparo, la Consejería tiene la guarda de la niña y la tutela del bebé, que sigue en el hospital.-Redacción-