La Guardia Civil busca al autor de la puñalada mortal de un joven en San Agustín de Guadalix

Miguel C. tenía 18 años y una puñalada en el corazón acabó con su vida. Ocurrió la madrugada del domingo durante la celebración de las fiestas de su pueblo y fueron dos agentes los primeros en atenderle. "Dos policías le hicieron manibras RCP y le sacaron hasta en dos ocasiones de parada cardiorrespiratoria", dice el jefe de la policía Local de San Agustín de Guadalix.Los autores, según los testigos un  grupo de dominicanos, se acercaron a él y sin mediar palabra le asestaron esa puñalada mortal.Loss vecinos  han echado la culpa a la falta de seguridad en las fiestas punto que ha negado la policía ya que había dos patrullas policiales, dos de Guardia Civil y cuatro agentes de seguridad privada en el recinto; y también, se han quejado de la falta de sasintencia médica.pero según el jefe del operativo asistencial, Javier Lolo, los regsitros de llamadas indican que a los seis minutos los médicos ya le habían dado el relevo a los policías que le atendieron en un primer momento. "Las heridas eran tan graves que era imposible mantenerlo con vida", afirma.Hoy lunes, familiares y amigos despediran a Miguel,  mientras la Guardia Civil estrecha el cerco para detener a los autores.