El Gobierno baraja como riesgo cierto elecciones para el 10 de noviembre

Convención municipal socialista, mitin en toda regla y acto de presión para Unidas Podemos. Sin fisuras: Desde los teloneros... Como Abel Caballero, alcalde de Vigo: "Que reflexione, que no cometa errores históricos". O Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha: "Y le pido a Podemos que rectifique [...] que hagan un acto también de generosidad". Al propio presidente en funciones, Pedro Sánchez: "Tenemos los escaños, tenemos el programa común progresista. Lo único que necesitamos, y es a lo que invito a Unidas Podemos, a que dé un paso al frente, a que desbloquee, a que tengamos una investidura para una legislatura progresista y un Gobierno progresista". Porque ahora mismo, el horizonte reconoce que es otro. "Efectivamente, existe un riesgo cierto de que el próximo 10 de noviembre haya elecciones"."Que el riesgo cierto para España, para nuestro futuro, es Pedro Sánchez. Y por eso quiere ir a elecciones, para poder gobernar en funciones sin hacer absolutamente nada de lo que se pide a un presidente del Gobierno", le respondía desde Galicia el líder del Partido Popular, Pablo Casado. Y en un intento de resquebrajar la unidad socialista, reta a sus Comunidades Autónomas a que se sumen a las seis del PP para que se convoque el consejo de política fiscal y financiera. "Pedro Sánchez está haciendo un chantaje", concluía. Ciudadanos, preside Melilla, no mueve ficha de momento. Ni tampoco para permitir a Sánchez que gobierne y menos, ofreciendo cargos a Podemos. "Nos parece lamentable cómo insisten en degradar la dignidad de nuestras instituciones", explicaba su portavoz, Lorena Roldán. Podemos se sacude la presión y mira al PSOE, que no para de encontrar escollos porque realmente lo que quiere es elecciones. Para el PNV, todo indica que no habrá acuerdo. Para Junts per Cat, hoy ese tema no toca.