Las fuertes lluvias dejan un fallecido en Girona

El agua sorprendió a Christoph, un hombre alemán de 62 años y vecino de Mieres. Se encontraba en Sant Miquel de Campmajor haciendo ruta en moto con otras cuatro personas. Él quiso cruzar un paso, pero la crecida del río Ser le sorprendió. Los Bomberos encontraron su cuerpo de madrugada, a dos quilómetros de dónde se lo llevo la corriente. Christoph tenía un negocio de rutas en moto por la Garrotxa. Vivía solo, pero era un hombre conocido en el pueblo, dónde se ha decretado tres días de luto.-Redacción-