Corinna declarará sobre las presuntas comisiones del AVE a La Meca tras la petición de Anticorrupción

Su abogado transmite el interés de que la Justicia española conozca las revelaciones a Villarejo, a quien la amiga del rey emérito le dijo que empresas españolas pagaron «80 millones» por ese contrato

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

La empresaria alemana de origen danés Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga íntima del rey emérito Juan Carlos I, ha mostrado su disposición a declarar ante la Fiscalía Anticorrupción para aclarar los pormenores de las diligencias abiertas por el presunto pago de comisiones ilegales en la obra del AVE a La Meca (Arabia Saudí), realizada por un consorcio de empresas españolas desde 2011.

El abogado británico de la empresaria, Robin Rathmell, ha confirmado a este periódico que Corinna «aún no ha sido contactada tras conocer el interés de Anticorrupción por interrogarla. Y ha avanzado que su cliente «no tuvo ninguna participación« en el contrato, pero que estaría «encantada de cooperar con las autoridades (españolas) para que los hechos puedan ser plenamente ventilados ante los tribunales».

«Dada la amplia variedad de la conducta ilegal en su contra, ella da la bienvenida a la oportunidad de ser escuchada públicamente», ha remachado el letrado, después de conocer que el departamento dirigido por el fiscal jefe Alejandro Luzón han comenzado a tramitar la testifical de Corinna ante las autoridades británicas, en cuya capital, Londres, residente ella. Anticorrupción se ha dirigido al organismo antifraude británico (SFO) para que Corinna declare por videoconferencia, si así lo estima, pero de momento no ha obtenido respuesta del SFO.

La Fiscalía abrió estas diligencias el pasado octubre después de que el juez del 'caso Villarejo' cerrara la pieza 'Carol', una de las diez que investiga y que se abrió a raíz del hallazgo de una grabación de un encuentro en Londres entre el comisario jubilado José Manuel Villarejo y Corinna en 2015, antes de la abdicación del Monarca. En esta conversación, difundida por el medio 'Moncloa.com', ésta afirmaba que Don Juan Carlos tenía cuentas y patrimonio oculto en el extranjero y que la utilizó como testaferro.

La pieza acabó archivada por los «débiles» indicios encontrados, pero la Fiscalía pidió al juez que le remitiera la documentación que había sobre ese presunto pago de comisiones ilegales en Arabia Saudí. Tras recibirla comenzó a practicar una serie de diligencias de investigación antes de decidir si presentaba una querella por un delito de cohecho internacional.

«80 millones» en pagos

De las revelaciones de Corinna a Villarejo, grabadas por éste, la Fiscalía solo ve indicios de delito en las posibles comisiones pagadas en la adjudicación del AVE, si bien consideró que estos hechos se debían investigar en una causa aparte al no guardar relación con el 'caso Villarejo'.

La empresaria alemana habló en concreto del pago de comisiones por parte de empresas españolas «para el tren», que habrían ascendido a 80 millones de euros abonados a la mujer de un empresario saudí, quien habría entregado la mitad a un empresario español y éste a su vez le habría dado todo, o parte, a don Juan Carlos.

Al conocer esas revelaciones, la constructora OHL remitió un comunicado en el que especificaba que en esas 12 empresas a las que se refería Corinna, la constructora tiene una participación minoritaria y destacó que el grupo siempre ha actuado en el marco de la ley negando así haber participado en cualquier acto ilícito

Al pedir el archivo de la pieza 'Carol', la Fiscalía señaló que los indicios de la «eventual intervención» del rey emérito en estos hechos son «extraordinariamente débiles, pues consisten en la mera referencia que hace una persona (Corinna)». Sin embargo, creyó procedente indagar en los pormenores de la adjudicación de la obra.

Más información