El dueño de la finca: "Jamás en la vida pensé que por ahí cabía un niño"

Este martes David Serrano, primo del padre de Julen, ha comparecido en rueda de prensa para explicar qué ocurrió el día de la desgracia, el domingo 13 de enero. "Advertí del peligro que había, que era que alguién podía meter un pie allí y partírselo, pero jamás en la vida pensó que por ahí cabía un niño", ha insistido en su declaración. "No me lo voy a perdonar en la vida", ha apostillado, visiblemente abatido. "Aquel día mi hija de dos años se encontraba con Julen jugando y podría haber sido mi niña, no me lo voy a perdonar", ha hecho hincapié. Apenas tres minutos de declaración, donde David Serrano ha señalado que las obras eran para una plantación de aguacate y no para construir una vivienda. En este sentido ha dicho que el pocero no había cerrado la prospección de búsqueda de agua y que las obras que se estaban llevando a cabo era para cerrar el pozo. David Serrano ha abandonado rápidamente la rueda de prensa, entre lágrimas y tras su declaración sin que los periodistas hayan podido preguntarle sobre lo sucedido.- Redacción-