Desarticulada una banda internacional de aluniceros que había desvalijado tiendas de móviles de toda España

Imágenes grabadas por una cámara de seguridad de uno de los locales donde robaron. / Policía Nacional

El valor de los teléfonos robados ronda el millón de euros

J.V. MUÑOZ-LACUNAAlbacete

La Policía Nacional ha desmantelado una banda internacional de aluniceros especializada en robar en tiendas de telefonía móvil. A los 20 detenidos que conformaban este grupo criminal se les atribuyen 32 golpes en 23 ciudades españolas calculándose el valor de lo sustraído en cerca de un millón de euros. De los 20 detenidos, 11 han sido arrestados en España, 4 en Rumanía, 3 en Francia, uno en Italia y uno en Suecia gracias a la colaboración de la Unidad Nacional de Europol y la Agregaduría de Interior de Rumanía.

La operación policial se inició en 2017 a raíz del robo en una tienda de Albacete por el procedimiento del alunizaje de donde se llevaron teléfonos valorados en 23.000 euros. Las investigaciones posteriores permitieron averiguar que la banda había actuado en una veintena de ciudades de toda España y que su 'modus operandi' era siempre el mismo: robaban de madrugada con toda rapidez -algunos asaltos duraron un minuto-, en una sola noche podían recorrer hasta mil kilómetros para cometer varios robos y el destino final de lo sustraído era Rumanía.

Operación abierta

A los detenidos se les imputan robos en tiendas de telefonía de Albacete, Valencia capital, los municipios valencianos de Sagunto, Alzira, Gandía, Torrente y Onteniente, Reus (Tarragona), Tarragona capital, Cartagena (Murcia), Villarreal (Castellón), Elda (Alicante), Mollerusa (Lérida), Elche (Alicante), Murcia, Pamplona, Miranda de Ebro (Burgos), Sabiñánigo (Huesca), Santa Pola (Alicante), Teruel, Sevilla, Burgos, Calatayud (Zaragoza). Sin embargo, la Policía sospecha que la banda ha cometido más alunizajes, por lo que la operación sigue abierta.

La Policía también ha averiguado que una vez el grupo ejecutaba varios robos, algunos de sus miembros abandonaban España y eran sustituidos por otros delincuentes procedentes de Rumanía. En la operación se han recuperado 116 móviles en el interior de una maleta que iba a ser enviada a Rumanía a través de una empresa de transporte de paquetería y un vehículo de alta gama valorado en 80.000 euros que había sido sustraído en Almería y que la banda había utilizado en sus últimas cuatro acciones para reventar escaparates de comercios de Sabiñánigo, Mollerusa, Villarreal y Elda.