Comienza el traslado de las 44 obras al Monasterio de Sijena con un fuerte dispositivo policial

A las tres y media de la madrugada y en medio de un férreo dispositivo policial, ha empezado el operativo de la Guardia Civil para trasladar del Museo de Lérida, por orden judicial, las 44 obras del Monasterio de Sijena. Después de expirar a medianoche el plazo de entrega voluntaria, desde la una de la madrugada los técnicos del Museo de Lérida ya estaban en su interior, custodiando este tesoro artístico con el director del centro y el alcalde de la ciudad, que hasta el último minuto confiaba en paralizar la entrega.  En los alrededores del museo estaban blindados por las movilizaciones de ayer por la tarde y por la concentración apoyada por CUP que anima a gente a tomarse un café frente al museo a primera hora de la mañana para mostrar su rechazo a la entrega de las piezas.  Este conflicto se remonta a hace 20 años, cuando las monjas del Monasterio de Sijena vendieron las obras a la Generalitat. En 2015, una sentencia declaró nula la venta obligando a Cataluña a devolver las piezas a Aragón. En parte lo hizo, pero faltan las 44 piezas que siguen en el museo y que se han convertido en protagonistas de la campaña electoral de las elecciones de Cataluña.