Las claves que llevaron hasta Ana Julia

Ana Julia Quezada estaba en el punto de mira desde el principio porque ella vistió a Gabriel ese día y porque ella es quien lo vio por última vez. Pero es el  día 4 cuando se convierte en la sospechosa número uno. Ese día le dice a Ángel que quiere salir a pasear, caminan 5 kilómetros y de repente ella se desvía 500 metros se mete en un cañaveral y encuentra la camiseta interior de Gabriel. Esta Seca y estirada, imposible que hubiese estado 5 días bajo la lluvia. Los investigadores ya creen que la pone intencionadamente allí. Ahora sabemos que el lugar donde colocó la prenda está en dirección contraria a donde estaba el cuerpo de Gabriel a nueve km de distancia.