Casado advierte al Gobierno de que «comienzan a darse las circunstancias» para aplicar el 155

Pablo Casado, hoy en Barcelona. / Efe | Ep

Sáenz de Santamaría y destacados barones del PP se ausentan de la primera junta directiva convocada por el nuevo líder del partido

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

La búsqueda del consenso con el PSOE que abanderó Mariano Rajoy para proceder en Cataluña ha quedado atrás. Pablo Casado ha apostado hoy por una próxima aplicación del 155 en los términos que establezcan los populares. «Comienzan a darse objetivamente las circunstancias para aplicar el precepto constitucional que reinstaure la legalidad en Cataluña. Y hay que recordar que sólo el PP con su mayoría absoluta en el Senado es la fuerza que garantiza la aplicación de un artículo 155 con la extensión y duración que considere precisamente nuestro propio partido», ha advertido.

En todo caso, el PP no tiene la capacidad de activar el procedimiento previsto en la Constitución para la intervención de una autonomía. Pulsar esa tecla es algo que corresponde al Ejecutivo. Y, de momento, el PSOE mantiene que recurrirá a los instrumentos del Estado de Derecho sólo en caso de que el independentismo pase de las palabras a los hechos.

Lo que sí busca la nueva dirección del PP es liderar la respuesta política al desafío secesionista. Sin necesidad de que el discurso de los populares se construya sobre un acuerdo previo con el resto de fuerzas constitucionalistas. «Los grandes consensos se han forjado generalmente alrededor de una decisión política del centroderecha a la que luego se ha sumado la izquierda», ha reivindicado Casado.

De ahí su llamada esta mañana a los suyos a ponerse manos a la obra para vencer a los independentistas: «No quiero seguir hablando de ellos ni con ellos, quiero que les ganemos y quiero que pierdan, que se haga realidad la Cataluña que a nosotros nos gusta, y en la que ellos tendrán su sitio y sus derechos, y que retroceda la que a ellos les gusta, en la que no tenemos ni sitio ni derechos».

El presidente de los conservadores se ha mostrado, además, muy crítico con la actuación del Gobierno, que apuesta por explorar reformas constitucionales, legales y estatutarias para resolver la crisis catalana. Le ha recordado a Pedro Sánchez que la «amenaza» es real. Y ha reprochado al jefe del Ejecutivo atender los «caprichos» de los nacionalistas por su debilidad parlamentaria.

«No debemos hacer frente sólo a un proyecto de fractura en España, porque también tenemos que hacer frente a un proyecto de disolución de España. El primero, lo patrocina el nacionalismo. El segunda, la izquierda radical con el PSOE liderándolo», ha cargado contra los socialistas. «Darles a los nacionalistas más poder y más facilidades para que hagan más y mejor lo que ya hacen -ha advertido- es simplemente una traición a los demócratas».

La primera convocatoria

La de hoy era la primera Junta Directiva Nacional que presidía Pablo Casado desde la renovación del PP. Y a la cita han faltado destacados barones de la formación. No han asistido ni el presidente de la Xunta gallega, Alberto Núñez-Feijóo ni el jefe del Ejecutivo de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

Tampoco Soraya Sáenz de Santamaría ha atendido esta vez la convocatoria del nuevo líder. El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, sin embargo, ha restado relevancia a la ausencia y ha pedido no «dramatizar ni exagerar las cosas».

Casado visita al restaurador de Blanes que impidió colocar lazos amarillos

Tras la reunión de la Junta Directiva Nacional en Barcelona, Casado ha viajado hasta Blanes (Gerona), donde ha visitado al dueño del restaurante que se enfrentó en varias ocasiones en el mes de agosto a personas que trataban de colocar lazos amarillos ante su local. Las imágenes que se grabaron de esos tensos momentos fueron compartidas en redes sociales y tuvieron gran alcance mediático

Este sábado, el empresario, Manolo García, mostraba su satisfacción ante el presidente del PP por el apoyo que ha recibido por parte de «toda la ciudadanía en general» debido a estos incidentes. «No van a poder con nosotros, somos más y tenemos la razón», le contestaba Casado, que ha aprovechado también para charlar con los trabajadores del local.

Casado, con el restaurador de Blanes.
Casado, con el restaurador de Blanes. / David Mudarra (Efe)

Fotos

Vídeos