La autopsia confirma que Paz, una de las desaparecidas en Asturias, sufrió una muerte violenta

La autopsia de Paz Fernández ha confirmado que fue una muerte violenta. Ahora se investiga como el cuerpo de Paz llego hasta este  al embalse. Lo encontró ayer un piragüista. A 16 kilómetros de la última señal del móvil.  A 14 kilómetros de su coche, y a 12 kilómetros de una pensión que reservo para pasar la noche y a la que nunca volvió. Paz tenía dos hijos de 18 y 4 años.  Con esta noticia Ana, la hermana de Conchi, otra de las tres desaparecidas en Asturias en el último mes, se preparan para lo peor.  Aunque el Ministro del Interior ha asegurado que los tres casos no tienen relación. Y no van a dejar de buscar. Su hermana cree que algo le ha pasado. Sin embargo la primera línea de investigación apunta a  que Conchi desapareció voluntariamente. Igual que Lorena Torre de 40 años vista por última vez el pasado jueves en una playa de Gijón.