El juez desoye a Anticorrupción y deja libre al comisario vinculado a Villarejo

El comisario Enrique García Castaño (de espaldas), en la Audiencia Nacional en 2007./Efe
El comisario Enrique García Castaño (de espaldas), en la Audiencia Nacional en 2007. / Efe

La defensa de García Castaño, liderada por Baltasar Garzón, aseguró que hace mes y medio su cliente se presentó ante el magistrado De Egea y éste le dijo «que no había nada contra él»

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea ha desoído a la Fiscalía Anticorrupción y ha dejado en libertad con medidas cautelares al comisario Enrique García Castaño, detenido el pasado miércoles en el marco de la 'operación Tándem', que afecta a los también comisarios José Manuel Villarejo y Carlos Salamanca, entre otros investigados.

El magistrado del Juzgado Central de Instrucción número seis ha rechazado la petición de los fiscales Ignacio Stampa y Miguel Serrano, que reclamaban prisión provisional sin fianza para García Castaño. En cambio, el juez le impone comparecencias quincenales, prohibición de salir del territorio nacional y retirada de pasaporte.

García Castaño, un histórico de la lucha antiterrorista en la Policía Nacional, fue arrestado por la unidad de Asuntos Internos junto al inspector jefe jubilado Antonio Bonilla -en libertad provisional con las mismas medidas cautelares- y la pareja y la hija del primero, que han tenido que comparecer hoy como investigadas a raíz del hallazgo en sus domicilios de dos BMW adquiridos presuntamente a una sociedad de Villarejo.

La detención llegó este miércoles, después de la filtración de una conversación de Villarejo, en prisión provisional desde hace ocho meses, y la empresaria alemana vinculada al Rey Juan Carlos Corinna zu Sayn-Wittgenstein sobre el patrimonio del exjefe del Estado.

Presentación voluntaria

Ayer, la defensa de García Castaño vio «desproporcionada» su detención y aseguró que hace un mes el juez no vio ningún indicio. El despacho de abogados Ilocad, que dirige el exmagistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, consideró en un comunicado que «no existe ningún indicio contra el mismo diferente a los que hubiera hace un mes y medio, fecha en la que el comisario García Castaño se presentó voluntariamente ante su señoría y se le dijo que no había nada contra él«.

Además, el despacho ha asegurado que ese mismo día, y a propuesta del juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea, que investiga los hechos, el comisario «se presentó en la Fiscalía Anticorrupción, poniéndose a su disposición, sin que se le vinculara al procedimiento». De todo ello, añade el comunicado, existe documentación que se pondrá a disposición del magistrado De Egea porque fue arrestado «de forma unilateral y sin contar con una decisión del órgano judicial que investiga los hechos con los que supuestamente se le vincula», es decir, el Juzgado Central de Instrucción número seis.

«Desde el 28 de mayo del 2018, fecha en que se ofreció para colaborar y facilitar las labores judiciales y fiscales de investigación, estábamos esperando una citación para explicar todos los datos y aportar todos los elementos de los que se disponen», ha señalado.

García Castaño y Bonilla siguen investigados por delitos de cohecho impropio y revelación de secretos.

Más información

Fotos

Vídeos