Anticorrupción señala al 'número dos' de Interior por la «chivada» al hermano de Ignacio González

José Antonio Nieto./
José Antonio Nieto.

El expresidente madrileño admitió al juez que recurrió a personas del Ministerio de Justicia, Fiscalía y Policía Nacional "para saber si tenían algún informe que le afectase"

MATEO BALÍNMadrid

La Fiscalía Anticorrupción ha valorado la "gravedad" de la reunión mantenida por el hermano de Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid en prisión sin fianza por el 'caso Lezo', con el secretario de Estado de Seguridad José Antonio Nieto, 'número dos del Ministerio del Interior. La cita tuvo lugar en el Ministerio del Interior el 8 de marzo pasado, en plena investigación y antes de estallar la operación, y Nieto tuvo que comparecer en el Congreso el 28 de abril para dar explicaciones. Aseguró que existió esa reunión, pero negó que avisara a Pablo González, también en prisión provisional, de las pesquisas judiciales en marcha porque no sabía que éste estuviera implicado.

más información

Pese a estos argumentos, los fiscales del 'caso Lezo' han calificado de grave este encuentro en su recurso de apelación ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, en el que rechazan las peticiones de las defensas de Ignacio González y de su mano derecha en el Canal de Isabel II, Edmundo Rodríguez, de ser excarcelados. Entre otros motivos, porque se mantiene el riesgo de fuga y de reiteración delictiva y/o de ocultación de pruebas de los investigados.

En concreto, los fiscales anticorrupción Carlos Iañez y Carmen García han relatado que el 6 de marzo pasado, en el despacho de Ignacio González en la calle Alcalá de Madrid, se grabó una conversación entre las 19:37 horas y las 20:03 mantenida por Ignacio González y sus hermanos Pablo e Isabel Gema, diputada autonómico del PP y esposa del también investigado José Juan Caballero.

Presunta "Chivada"

En esa grabación, exponen los fiscales, "se evidenció el interés de todos ellos por conocer quién estaba al frente del Cuerpo Nacional de Policía vinculado a los problemas de Ignacio González por la presunta "chivada" del secretario de Estado de Seguridad. Los seguimientos a Pablo González y las llamadas interceptadas confirmarían que dos días después de esa cita de los hermanos, éste se reunión con el secretario de Estado (José Antonio Nieto)". Por este motivo, concluyen, el auto recurrido "valora la gravedad de esta comunicación por lo que ello pueda implicar".

Asimismo, señalan el amplio círculo de acción de los investigados en distintos sectores de la administración pública con influencias en el ámbito de las carreras judicial y fiscal, así como en el seno del Cuerpo Nacional de Policía, "para lograr la impunidad de sus acciones".

El propio Ignacio González en su declaración judicial del 21 de abril , antes de irse preso, reconoció haber recurrido a alguna persona del Ministerio de Justicia, Ministerio Fiscal o Judicatura para conocer el estado de sus casos, "aunque manifestó no recordar a quién" y a continuación sí admitió "que contactó con algún alto cargo de la Policía Nacional para saber si tenían algún informe que le afectase".