Caen dos redes criminales dedicadas al tráfico de estupefacientes a nivel internacional

Algunos de los paquetes con droga incautados. /
Algunos de los paquetes con droga incautados.

Se ha detenido a 10 personas como presuntas autoras de los delitos contra la salud pública por tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal

COLPISAmadrid

La Guardia Civil ha desarticulado en Navarra dos organizaciones criminales dedicadas a la distribución de sustancias estupefacientes a nivel internacional, concretamente hachís procedente de Marruecos y speed de Holanda. En el marco de la operación 'Jocker', se ha detenido a los diez integrantes de las dos redes como presuntos autores de delitos contra la salud pública, por tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Asimismo, se han realizado seis registros domiciliarios en diversas localidades navarras (uno en Arbizu, dos en Barañain, uno en Mendigorría y dos en Puente La Reina) y otro en un almacén de Puente La Reina, en los que se ha intervenido más de 72 kilos de hachís, más de un kilo y medio de marihuana, 120 gramos de cocaína, un kilo de speed, 80 gramos de MDMA, 50 gramos de ketamina, ocho pastillas de éxtasis, 91 gramos de setas alucinógenas 'longuis' y 2.200 gramos de sustancia de corte. Además, han sido incautados 17.890 euros, ocho básculas de precisión, siete teléfonos móviles, dos ordenadores portátiles y tres vehículos de alta gama.

La operación se inició cuando agentes de la Guardia Civil, dentro del plan establecido contra el tráfico y consumo de sustancias estupefacientes que se lleva a cabo en la Comunidad Foral de Navarra, interceptaron 70 gramos de cocaína ocultos en el interior de un vehículo en la carretera N-7100 a la altura de la localidad de Arbizu. Tras las primeras investigaciones, los agentes pudieron comprobar la existencia de un entramado criminal compuesto por dos organizaciones con conexiones internacionales dedicadas a la distribución de sustancias estupefacientes en Navarra. Por tal motivo, se estableció un dispositivo de seguimiento y control sobre estas personas, dando como resultado la detención de los diez integrantes de las dos organizaciones.

Una de las organizaciones estaba asentada en la localidad de Puente La Reina (Navarra) y estaba especializada en la venta de droga a pequeña escalada que distribuía desde un almacén anexo a un negocio comercial propiedad de uno de los detenidos Por el contrario, la otra organización afincada en la localidad de Barañain (Navarra) contaba con conexiones internacionales para realizar trueques de hachís por partidas de speed.

Esta organización adquiría importantes cantidades de hachís directamente a organizaciones asentadas en Marruecos y, tras introducir la droga en España a través de las costas de la provincia de Cádiz, la transportaban a la Comunidad Foral en vehículos equipados con dobles fondos. Una parte de este hachís obtenido se distribuía por Pamplona y alrededores, mientras que otra parte se trasladaba oculta en vehículos hasta Holanda, con el objetivo de cambiarla por speed y así venderlo también en Navarra.

Fotos

Vídeos