Rosa Díez y Andrés Herzog anuncian su baja de UPyD

Rosa Díez, junto a Andrés Herzog el pasado marzo. /
Rosa Díez, junto a Andrés Herzog el pasado marzo.

La fundadora de la formación magenta insta en un mensaje a los que se quedan a darle un "final digno"

MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

UPyD está pasando por sus horas más críticas. Tras lograr sus peores resultados y quedarse sin representación en el Congreso y en casi todas las comunidades autónomas, Rosa Díez ha decidido apartarse del partido.

"Puedo comprender muy bien a quienes deseen perseverar en la contienda electoral; pero creo que cualquier oportunidad futura para defender nuestras ideas de forma efectiva exige, necesariamente, darle un nuevo alumbramiento tras dar un final digno a nuestro querido partido", asegura la política vasca y fundadora de la formación magenta en un mensaje en Facebook.

Díez dice que no quiere "librar ninguna batalla dentro de la maltrecha UPyD" y que lo ideal habría sido convocar un Congreso para que todos los afiliados decidieran la disolución del partido, "pero no ha sido posible", apunta. "No nacimos para conquistar el poder a toda costa, sino para cuestionar la esencia misma del poder y para dar a los ciudadanos una alternativa política desde las instituciones", asegura en su comunicado.

Herzog pide su disolución

Lo mismo ha hecho el portavoz de UPyD hasta hace un mes, Andrés Herzog, que además ha pedido la disolución de esta fuerza política "para evitar que se entierre o pervierta" su legado. Al igual que su predecesora, el abogado vasco ha publicado en Facebook un mensaje en el que explica que el pasado 16 de enero propuso a sus compañeros de la dirección la convocatoria de un Congreso Extraordinario para que los afiliados pudieran votar la disolución del partido. "Lo hice no porque piense que las ideas de UPyD han dejado de estar vigentes (lo están más que nunca), sino porque entiendo que el partido en sí ha dejado de ser un instrumento útil para poder llevarlas a cabo".

"Por respeto a las personas y a nuestra historia común, no deseo librar ninguna batalla dentro de la maltrecha UPyD. Por eso, porque quiero ser coherente y hacer lo que me dicta mi conciencia, la única opción que me queda es darme de baja en nuestro partido".

A ellos se ha unido poco después el que fuera portavoz adjunto en el Congreso durante la pasada legislatura y mano derecha de Díez, Carlos Martínez Gorriarán.

«UPyD sigue siendo necesario»

Gorka Maneiro, el único parlamentario autonómico que conserva UPyD, ha salido al paso del anuncio y las críticas de Díez, Herzog y Martínez Gorriarán y les ha respondido que la formación sigue siendo "necesaria".