Iglesias se postula como vicepresidente en el Gobierno de Sánchez

El Rey recibe a Pablo Iglesias en Zarzuela.Casa Real/
El Rey recibe a Pablo Iglesias en Zarzuela.Casa Real

"Estoy dispuesto a ponerme a trabajar desde ya con Pedro Sánchez y Alberto Garzón", asegura el líder de Podemos

ANDER AZPIROZMadrid

Tras muchos días de silencio, Pablo Iglesias ha tomado esta mañana la iniciativa y ha propuesto un gobierno de coalición entre PSOE, Podemos e IU. Pedro Sánchez sería el jefe del Ejecutivo e Iglesias su número dos. Izquierda Unida ocuparía una cartera, que previsiblemente sería para Alberto Garzón, con el que Iglesias ya ha comenzado a dialogar.

más información

La propuesta la ha lanzado el líder de la formación morada tras reunirse con Felipe VI, el primero que la ha conocido "por lealtad institucional" y sin ni siquiera habérsela anunciado a los socialistas, que la han recibido por sorpresa. Y es que Pedro Sánchez ha acudido a su reunión con el Rey sin saber que Podemos está dispuesto a brindarle su apoyo para la investidura.

Garzón acepta la oferta de Iglesias, pero con "programa por delante siempre"

El diputado de IU Alberto Garzón ha apostado por empezar ya a dialogar con Podemos, el PSOE y otras fuerzas políticas para explorar todas las posibilidades de un Gobierno de cambio diferente al del PP sin hablar de nombres ni ministerios.

Tras la oferta del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, para conformar un Gobierno con el PSOE e IU, Garzón ha coincidido, en rueda de prensa en el Congreso, en que se está ante una "oportunidad única" para que no gobierne el PP y ha expresado su confianza en la "sinceridad" de los implicados.

No obstante, ha expresado su deseo de que "no sea un juego de teatro" ni un movimiento "tacticista de cara a entrar en campaña electoral", y ha emplazado a todas las fuerzas políticas a "trabajar con honestidad" sobre las propuestas para sacar al país de la situación de emergencia social en la que se encuentra.

Garzón cree que con la aritmética parlamentaria es posible conformar ese Gobierno y espera un diálogo sincero de Podemos y PSOE porque "nos estamos jugando el Gobierno y la posibilidad de cambiar las cosas", ha dicho.

El tema más espinoso para el acuerdo está en la reivindicación de Podemos de celebrar un referéndum en Cataluña. Esta mañana Iglesias ha dicho que no pondrán líneas rojas en la negociación, pero que desde luego colocarán la convocatoria de esa consulta sobre la mesa. También ha señalado que el ministerio que se ocupe del problema territorial debería estar ocupado por sus socios de En Comú, la candidatura ganadora en Cataluña en las pasadas elecciones.

Barones socialistas

Iglesias también ha retado a Sánchez a que demuestre quién manda en el PSOE: si él o los barones que se oponen a un pacto de Podemos y abogan, como ha hecho Alfonso Guerra, por facilitar un Gobierno del PP con una abstención en la investidura de Rajoy.

Y si el partido morado quiere entrar en el Gobierno, algo a lo que se negó en las autonomías donde apoya al PSOE, ha explicado su líder, es porque no se fía de los socialistas, que "dicen una cosa y luego hacen otra". "Podemos es la garantía del cambio", ha dicho su secretario general, que ha añadido que no confía ni en el aparato socialista ni en sus elites.

Aunque socialistas, Podemos e IU se pongan de acuerdo necesitarán más apoyos para gobernar. De momento el PNV ha mostrado su disposición a apoyar una coalición de izquierda si se reconoce el derecho a decidir. Pero aún así Sánchez debería contar para su investidura con, al menos, las abstenciones de Esquerra y Convergència. Su Ejecutivo debería después negociar ley por ley para sacar sus iniciativas adelante.

Sin regalo para el Rey

El líder de Podemos ha llegado al palacio cinco minutos antes de las 10:00 horas en un Citröen gris, acompañado por la diputada y dirigente Irene Montero y por su jefa de prensa, quien ha explicado que Iglesias no traía esta vez ningún obsequio para Felipe VI porque venía simplemente a hablar.

Tras el breve posado ante las cámaras en el salón de audiencias, don Felipe ha invitado al líder de Podemos a acceder a su despacho y, antes de entrar en él, Iglesias ha fijado unos instantes su mirada en un retrato del Rey Juan Carlos.

Felipe VI concluye este viernes la ronda con los partidos políticos y se reunirá en último lugar con el líder del PP y presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que confirmó anoche que "evidentemente" tiene intención de someterse al debate de investidura. Antes, a las 12.00 horas, el Rey ya ha recibido al líder del PSOE, Pedro Sánchez.

Terminada la ronda con los partidos, el monarca deberá convocar en Zarzuela de nuevo al presidente del Congreso, Patxi López, para comunicarle el nombre del candidato al que encargará primero la tarea de intentar formar Gobierno. Desde la Casa del Rey no han podido avanzar si a López se le llamaría ese mismo viernes. En cualquier caso, el primer debate de investidura no se prevé para antes de febrero.

Fotos

Vídeos