Andrés Herzog: «Queda UPyD para rato»

El abogado Andrés Herzog. /
El abogado Andrés Herzog.

Implacable con la gestión de Bankia, el abogado y portavoz de UPyD reconoce que ser "incómodo" para gente muy poderosa "tiene sus consecuencias"

MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

¿El liderazgo de Rosa Díez hace aguas?

No lo creo. UPyD es un partido sin corrupción y con unas ideas coherentes. De alguna manera atacar o criticar a Rosa Díez ha sido la forma de cuestionar el proyecto de UPyD. Creo que también hay un cierto componente machista. El mismo término lideresa tiene connotaciones negativas de tipo machista. En un líder hombre nunca jamás se cuestiona el liderazgo, ni se utilizan términos como hiperliderazgo.

Las encuestas dicen que pueden perder todos sus parlamentarios autonómicos el 24-M ¿Cuál sería un buen resultado para su formación?

Nosotros confiamos en seguir en las principales instituciones y ayuntamientos porque el mero hecho de que UPyD esté allí es garantía de limpieza en las instituciones.

¿Sobrevivirá UPyD a un fracaso en las elecciones?

UPyD está hecho de personas resistentes, que, por otro lado, nunca lo hemos tenido fácil. Es un partido que nace sin que ningún banco nos preste ni un solo euro y hoy, siete años después, seguimos en la misma situación que al principio. Al margen del resultado electoral, queda UPyD para rato.

¿Usted es el recambio de Díez si hay una debacle en las autonómicas?

No lo sé. Eso es una cosa que en su caso y, por supuesto, después de las próximas elecciones municipales y autonómicas decidirán los afiliados de UPyD. No depende de mí.

¿Intentaría ser el candidato a la Moncloa?

No es el momento ahora de plantearse estas cosas. Después del 24-M ya habrá tiempo de celebrar un congreso extraordinario, de que se postulen los candidatos que lo crean conveniente y de decidir quién va a liderar ese proyecto.

¿Una confrontación en el congreso de junio con los críticos de Irene Lozano puede acabar por romper el partido?

Cada afiliado es un crítico en sí mismo, que es lo que tiene los partidos con democracia interna. Esto de las corrientes de opinión, de los críticos, es una cosa de los partidos viejos en los cuales se decide todo a dedo y esa dedocracia obliga precisamente a que los afiliados se organicen en corrientes. Aquí no hay otra corriente que el día que se va a votar.

¿Fue un error no pactar con Ciudadanos?

No. Los hechos nos van dando además la razón. Somos dos proyectos muy distintos en cuanto a ideas y, además, nosotros huimos de las burbujas. A

¿Qué le pareció la renuncia de Toni Cantó a su escaño y a ser candidato a la Generalitat?

Es una decisión personal sobre la que no tenga nada que decir. Lo mismo que hay libertad en UPyD para llegar hay libertad para irse.

¿Y el paso de Ignacio Prendes y otros militantes asturianos a las listas de Ciudadanos?

Ahí estamos hablando de una traición, de una deslealtad. Es muy de la vieja política estar negociando con otro partido mientras todavía estás en UPyD. De Nacho Prendes descubrimos que su secretaria era la representante legal de Ciudadanos ante la junta electoral de Asturias. Si eso es regenerar la política Desgraciadamente tengo muy mala opinión de esa forma de comportarse. En UPyD no aceptamos tránsfugas y eso es lo que nos hace distintos de cualquier otro partido.

¿Iniciarán un expediente de expulsión contra Irene Lozano?

Las cuestiones internas las vamos a dejar para después. De los únicos candidatos que ahora tenemos que hablar son de los que se presentan el 24-M.

¿Por qué UPyD decidió acudir a los tribunales en múltiples casos de corrupción y no concentrarse en la acción política y parlamentaria?

No creo que sea incompatible. En UPyD hemos hecho de todo. Hemos presentado magníficas propuestas en el Congreso y en otras instituciones y, a la vez, hemos defendido los intereses de los ciudadanos en casos de corrupción. Si no hubiésemos llevado nosotros esas querellas hubiesen quedado impunes.

¿Cómo les ha salido de caro el caso Bankia?

Hay un coste económico grande. Nos hemos dejado a más de 250.000 euros en defender múltiples causas contra al corrupción. Pero luego hay un coste que no es fácilmente medible y es cuando eres muy molesto e incómodo para gente muy poderosa. Tiene sus consecuencias.