«Podemos no es un partido político, es un sentimiento de rechazo»

Miguel Ángel Revilla. /
Miguel Ángel Revilla.

Miguel Ángel Revilla dice que "Podemos es quienes están en contra del PP y del PSOE y de ese bipartidismo que ha tolerado lo que ha pasado" y desvela que "en el diagnóstico me han clavado mis libros"

JAVIER VARELAMadrid

Miguel Ángel Revilla es uno de esos políticos que no deja indiferente a nadie. "Soy el que lleva más años dando caña a esta España" y quizá por eso se quiera destacar a una "España heroica y solidaria. Hay gente que no tiene nada que ver con Bárcenas, con Blesa, con Urdangarin, con Rato con toda esa tropa que ha llegado y que da la impresión que no hay nadie más en este país", señala. Lo dice con conocimiento de causa después de haberse recorrido el país a bordo de un taxi visitando a jueces, políticos, preferentistas, deportistas, artistas y gente anónima para escribir su último libreo 'Este país merece la pena': "Me he acercado a gente de a pie. He entrado en una habitación de una chavala de 36 años que no se puede mover, pero a la que ves feliz, que se siente querida y que transmite alegría. España tiene muy buena gente, pero ahora todo el mundo habla de quién ha metido la mano", asegura

Y es que Revilla se resiste a pensar que en España sólo hay corrupción, políticos indignos y problemas económicos. "Si España tuviera gente lógica, que no robara y que intentara hacerlo medianamente bien España es un país con un potencial enorme. Lo ha demostrado a través de la historia porque ha superado hambre, guerra, corrupción, reyes nefastos, buenos, malos, dictaduras, democracias y el pueblo está ahí deseando que no le engañen y que no le roben". Y se defiende de los que le acusan de populista porque va al mercado, a las plazas, a la bolera "Me gusta comentar las cosas e ir donde hay gente porque así me entero de lo que pasa. Sé lo que es el peloteo de los que te rodean y si no sales a la calle y pulsas lo que pasa, te rodeas de gente que sólo te dice que todo va bien".

El taxista de Revilla

Miguel Ángel Revilla se ha recorrido durante un mes España para hacer su programa y escribir su libro 'Este país merece la pena (Espasa). "Como tengo fama de ir siempre en taxi, la productora hizo un casting para buscar un taxista -se presentaron más de 200- para llevarme por España". Revilla reconoce que hablando con él le dijo que llevaba 25 años de taxista y "me encontré un taxista medio pasota, preocupado por pagar la hipoteca, que estaba preocupado de salir a tomar copas con los amigos los fines de semana, poco interesado en la política"

Pero el taxista acompañó a Revilla a todos los lugares los que han "palpado la solidaridad de esta España". Al cabo de un mes, cuando se despedimos "el taxista se echa a llorar, me da un abrazo y me dice que a él este programa le ha cambiado la vida y que ha entregado los 6.000 euros que había ganado para donarlos a una ONG. Lo que vio le cambió la vida", finaliza Revilla.

Hay quien ha llegado a insinuar que debería presentarse a las elecciones generales pero Revilla lo tiene claro: "Si yo tuviera 30 años menos ahora Tengo 72 años, cuatro operaciones de riñón y a mí ya se me pasó el arroz, pero tengo el compromiso conmigo mismo de decir lo que pienso y revolver un poco las aguas para ver si los que tienen la obligación de gobernarnos, que sobre todo son los dos grandes partidos, van rectificando, porque si no desaparecen del mapa". Un argumento que suena a lo que se escucha desde Podemos "pero con otras soluciones", matiza. "Pablo Iglesias es un hombre muy inteligente que se comunica muy bien, pero Podemos no es un partido político, es un sentimiento de rechazo".

Miguel Ángel Revilla justifica esta afirmación al señalar que "alguien que está en contra de los que han originado que el 28% de los españoles estén al borde de la miseria y cualquier cosa que vaya en contra de los que lo han originado ya están los votos. Podemos es quienes están en contra del PP y del PSOE y de ese bipartidismo que ha tolerado lo que ha pasado", sentencia. Una forma de ver la política que no es nueva para Revilla, que incluso se atreve a acusar de plagio a la formación de Palo Iglesias porque "en el diagnóstico me han copiado mis libros. Tu lees 'La jungla de los listos' y el diagnóstico es clavado al que ellos venden porque son los mismos 12 puntos de la puerta giratoria, los ricos no pagan suficientemente, la justicia".

"Matar por un gol es un signo de decadencia claro"

Pero sus críticas hacia Podemos van más allá al asegurar que "pensaban que no les iba a llegar una posible opción de Gobierno tan pronto y por eso fueron a maximalismos, pero cuando han visto encuestas que dicen que pueden llegar a gobernar ya no pueden decir esas cosas". Para el político cántabro, "ahora están reconvirtiendo sus máximos en otro programa. Han pasado de ser antisistema a ser suecos". En lo que sí coincide con Pablo Iglesias y Podemos, aunque insiste en que le han copiado es en lo de que "ser de derechas y ser de izquierdas está pasado de moda: "Apoyo a los que más necesitan. Y eso Pablo Iglesias lo ha aprendido y ha ido a ese espacio porque ahí tiene más caladero de votos. Porque él es muy de izquierdas, pero ahora electoralmente no le interesa decir eso".

Pero si hay algo que le guste a Miguel Ángel Revilla es el fútbol. Por eso considera "una barbaridad" lo ocurrido con los ultras: "Siempre les he dicho que cómo pueden ser idiotas de pagar una entrada, hacer un viaje de 800 kilómetros que te cuesta una pasta para ir a pegarte. Es un problema de psiquiatría y de educación. En este país hay una falta de valores cívicos y de educación tremendo". Pero Revilla profundiza en el debate que se ha generado sobre los ultras en el fútbol y señala con el dedo porque "los forofos sí reciben prebendas o las han recibido de todos los presidentes. Autobuses gratis, entradas más baratas Hay que echarlos, hay que desterrarlos", sentencia

Un problema que solucionaría potenciando los valores en las escuelas porque hay una carencia de valores y para evitar lo que se ha vivido hay que invertir en los niños y en su educación "¿Por qué hay talibanes? Porque les cogen desde pequeños, que son como esponjas, y les educas en que morir por algo es lo mejor se convierte en fanáticos. Debería haber una asignatura que una vez al día explique a los niños los valores cívicos, la solidaridad Inglés también, pero educación en valores sobre todo", defiende. Un análisis que finaliza con una reflexión: "Matar por un gol es un signo de decadencia claro, de que algo ha fallado".