Controlado el incendio que ha causado graves daños en la fábrica de Campofrío en Burgos

Vista de la fábrica arrasada por el fuego. /
Vista de la fábrica arrasada por el fuego.

Los 400 vecinos evacuados ya pueden volver a sus casas gracias a los niveles negativos de toxicidad del aire

AGENCIASBURGOS

Los 400 vecinos evacuados de los barrios de Cótar y Villafría de Burgos, próximos a la planta de Campofrío, que está ardiendo desde esta mañana, pueden volver ya a sus domicilios, aunque se les recomienda que tengan cerradas las ventanas.

MÁS INFORMACIÓN

El Ayuntamiento de Burgos ha comunicado que los focos del incendio están controlados aunque no extinguidos, lo que anula el riesgo de que se vea afectado un depósito con miles de litros de amoniaco. Sin embargo, los bomberos calculan que el fuego podría tardar varios días en estar completamente apagado.

La decisión de que puedan regresar a su casas los vecinos se ha adoptado tras una medición ambiental que ha concluido que los niveles tóxicos en la atmósfera son negativos, con cero partículas de amoniaco, lo que descarta el temor de que hubiera reventado alguna de las tuberías que distribuye esta sustancia por el interior de la factoría incendiada.

Los vecinos fueron evacuados esta mañana y, aunque la mayor parte de ellos se realojó con vecinos o familiares, 140 fueron acogidos entre el polideportivo municipal Talamillo y el centro cívico Río Vena, donde han sido atendidos por los servicios sociales del Ayuntamiento, Cruz Roja y psicólogos.

Miedo al humo tóxico

El incendio se ha originado a las 6.45 de esta mañana por causas que aún no se han determinado, aunque la primera hipótesis que barajan los bomberos es que haya sido provocado por algún cortocircuito.

El denso humo provocado por las llamas ha obligado a cortar la ronda de circunvalación de la capital burgalesa y ha provocado la colisión de dos camiones, por la escasa visibilidad. En el accidente se han visto también implicados dos turismos y al menos dos de los conductores han resultado intoxicados por la inhalación de humo, aunque su estado no reviste gravedad.

Capacidad productiva de unas 100.000 toneladas al año

La planta de Campofrío en Burgos fue inaugurada en 1997 por el rey Juan Carlos, tras una inversión de 60 millones de euros, aunque en 2006 la multinacional volvió a realizar mejoras en las instalaciones con un coste de algo más de cinco millones de euros.

La planta tiene una capacidad productiva de aproximadamente 100.000 toneladas al año y sus líneas de producción están completamente robotizadas, tanto en el proceso de embutido como en el de envasado y empaquetado. Es una de las más avanzadas en la fabricación de embutidos curados, jamón curado, productos cocidos y loncheados, que posteriormente se distribuyen en más de cuarenta países; y desde 2003 cuenta con la homologación para exportar sus productos a Estados Unidos.